Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Francisco José Pérez Fernández-Golfín, primer obispo de Getafe

La diócesis de Getafe perdió en la noche del martes a su primer obispo, Francisco José Pérez y Fernández-Golfín. Tenía 73 años de edad y falleció en su domicilio del Cerro de los Ángeles tras sufrir una caída accidental provocada por un infarto o aneurisma en el corazón, como causa más probable, a la espera de conocer los resultados de la autopsia. Eclesiásticamente, Getafe abarca una extensión de 2.295 kilómetros cuadrados y atiende a una población de más de un millón de habitantes, distribuidos en 48 pueblos y 89 parroquias. Una tercera parte de esas parroquias se construyeron durante el pontificado de Pérez y Fernández-Golfín, iniciado el 12 de octubre de 1991.

El alcalde de Getafe, Pedro Castro, emitió ayer un bando para informar a los vecinos "de esta irreparable pérdida y trasmitir sus condolencias a la diócesis, a la comunidad cristina y los familiares". También ordenó que las banderas ondearan a media asta en los edificios municipales. "Su muerte supone la pérdida de un ser humano de una valía y tacha moral importantes, que ejerció su mandato con humildad y que rechazó cargos importantes para seguir siendo obispo de la zona sur de Madrid", dijo el regidor.

Nacido en Madrid el 12 de febrero de 1931 y ordenado sacerdote el 26 de mayo de 1956, Pérez y Fernández-Golfín era obispo desde 1985, ejerciendo inicialmente como prelado auxiliar del cardenal arzobispo de Madrid Ángel Suquía. En 1991 fue encargado de poner en marcha la diócesis de Getafe, lo que logró con gran entusiasmo y eficacia. Había estudiado en el seminario conciliar de Madrid y era licenciado en Teología Dogmática, Teología Moral y diplomado en Psicología. Antes que obispo fue párroco de Alpedrete-Los Negrales, director espiritual del seminario de Madrid en la década de los sesenta y vicario general de Madrid-Alcalá.

"Siempre mostró una preocupación por conocer al detalle esta diócesis joven, reivindicativa y obrera, que consolidó", dijo el alcalde de Getafe sobre el fallecido. La capilla ardiente quedó instalada a las 16 horas de ayer en la basílica del Cerro de los Ángeles, donde mañana se celebra una solemne ceremonia en su honor. Será enterrado en la cripta de la ermita cercana.

El arzobispo de Toledo y primado de España, Antonio Cañizares, expresó ayer su "consternación" por la inesperada muerte del obispo getafense, al que definió como "gran pastor conforme al corazón de Dios". "Se nos ha ido una de las figuras silenciosas, calladas, pero, que, sin duda ninguna, está contribuyendo al bien de la Iglesia y de la sociedad", añadió. En la Conferencia Episcopal Española, Pérez y Fernández-Golfín ha sido miembro de las comisiones del Clero, entre 1985 y 1990; de Límites, entre 1993 y 1996, y de Seminarios y Universidades, desde 1987.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de febrero de 2004