Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP pide el cese de una de sus ediles de Santa Fe por apoyar un panfleto racista

El Ayuntamiento remite al TSJA las octavillas xenófobas

El alcalde de Santa Fe (Granada), Sergio Bueno (PSOE), remitió ayer a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de Granada una de las octavillas anónimas que el pasado viernes aparecieron en las calles del municipio y en las que se convocaba una manifestación el viernes para "expulsar" y "emprender el linchamiento" de los miembros de esta minoría. Una edil del PP apoyó este panfleto y su partido le pidió ayer la dimisión, hecho que está previsto que se cumpla hoy.

La asociación Gao Caló de Santa Fe anunció ayer una denuncia en los juzgados contra la edil del PP María Josefa García por haber manifestado, al diario La Opinión de Granada que "el panfleto es muy agresivo, aunque dice grandes verdades" y que "los que no se integran son algunos gitanos porque no quieren".

El grupo popular de Santa Fe se reunió anoche y su portavoz, María Ángeles Trasierra, solicitó a la edil Josefa García que presentara su dimisión. Fuentes del PP indicaron ayer que no será hasta hoy cuando se formalice la medida

El alcalde del municipio señaló que ha dejado este asunto en manos de la Fiscalía. Bueno hizo un llamamiento a la tranquilidad y a la normalidad de la ciudadanía de Santa Fe tras calificar los hechos como "algo intolerable que no refleja la realidad social de Santa Fe".

Además, el Ayuntamiento también se ha puesto en contacto con la Subdelegación del Gobierno para que se adopten las medidas preventivas pertinentes con el fin de evitar cualquier tipo de alteración del orden público que se pudiera producir el viernes, si se llevase a efecto esa manifestación, que, por otro lado, la Subdelegación consideró "ilegal, puesto que no ha sido solicitada por nadie y, por tanto, no cuenta con autorización".

Las octavillas justificaban, según explicó el alcalde, "en pos de la paz y de la libertad, un linchamiento social de los gitanos de Santa Fe". Los panfletos solicitaban "medidas ejemplificadoras, como las que se produjeron desgraciadamente en Martos (Jaén) hace bastantes años". Además, también "incitan a quemar las viviendas de los gitanos del municipio, a la expulsión y a la agresión física a los mismos", subrayó.

El municipio de Santa Fe cuenta aproximadamente con 2.900 personas de etnia gitana de un total de población cercana a los 14.000 habitantes. Asociaciones culturales de este municipio como La Canela y Gao Caló se reunieron ayer con el alcalde, quien les transmitió "un mensaje de tranquilidad". Los representantes de estas asociaciones demandaron que se adopten las medidas sancionadoras pertinentes ante este tipo de comentarios.

Por su parte, el fiscal jefe del TSJA, Jesús García Calderón, negó haber recibido la denuncia del alcalde. El representante el fiscal señaló: "Ante la ausencia de denuncia alguna no puedo realizar una valoración de los hechos". Añadió que tampoco le ha sido comunicada la denuncia verbalmente por los responsables del Consistorio santaferino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 2004