El juez mantiene la imputación al ex jefe de la Inspección tras declarar 7 horas

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Bilbao ha decidido mantener la imputación contra el ex jefe de la Inspección Fiscal vizcaína, Juan Ramón Ibarra, acusado de tres delitos, tras tomarle declaración durante siete horas entre el miércoles y ayer. Ibarra concluyó ayer, por el momento, sus declaraciones ante el juez Manuel Ayo, con las que se han iniciado las comparecencias en este caso, abierto por la Fiscalía Anticorrupción, que culpa al ex alto cargo de presuntos delitos de prevaricación, falsedad en documento público e infidelidad en su custodia.

"Todo ha ido bien", se limitó a señalar el abogado del ex jefe de la Inspección, Javier Beramendi, al salir de la sede de los juzgados en Bilbao. La Fiscalía Anticorrupción relaciona a Ibarra con el ocultamiento de datos de casi un centenar de contribuyentes por medio del bloqueo del programa informático para que nadie, salvo él mismo, pudiese acceder a determinados expedientes tributarios.

En sus declaraciones iniciales ante la Fiscalía, Ibarra había asegurado que tenía una agenda propia de contribuyentes, pero que ello no significaba que estos fueran personas protegidas. Este argumento ha sido reiterado por el ex jefe de la Inspección durante su declaración judicial de estos dos días.

La próxima semana seguirán las comparecencias de los anteriores responsables de la Hacienda vizcaína -el diputado foral y el director- y de 22 funcionarios. Ibarra fue destituido de su cargo por la Diputación de Vizcaya hace dos semanas por actuar "fuera de su ámbito" y sin la anuencia de sus superiores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 19 de febrero de 2004.

Lo más visto en...

Top 50