_
_
_
_
_
Necrológica:

Julius Schwartz, editor de cómics que resucitó a los superhéroes

Julius Schwartz, el editor de cómics que rescató casi de la extinción al género de los superhéroes a mediados de los años cincuenta y contribuyó a dar forma a personajes populares como Batman, Flash y Green Lantern, falleció el domingo en Mineola, Nueva York. Tenía 88 años y vivía en Queens Village. La causa de la muerte fue neumonía, según comentó Paul Levitz, presidente y propietario de DC Comics.

En los años treinta, antes de convertirse en editor de revistas de cómic, Schwartz trabajaba como agente literario de ciencia-ficción de primer orden. Contribuyó a revivir este segmento moribundo de la industria de los cuadernos de cómics cuando en 1956, junto al escritor Gardner Fox y al artista Carmine Infantino, resucitó a Flash, que llevaba desde 1949 sumergido en alcanfor, con un brillante disfraz color escarlata, para DC Comics.

El nuevo Flash fue un rotundo éxito, y Schwartz pasó a modernizar Green Lantern, la Justice League of America, Hawkman y Atom para una nueva generación de lectores, con ayuda de un conjunto de artistas de DC entre los que estaban Murphy Anderson, Gil Kane y Joe Kubert. Infantino, que estuvo trabajando con Schwartz durante más de 35 años, recordaba su proceso creativo. Infantino intentaba arrancarle a Schwartz las historias dibujando portadas que representaban un momento de tensión imposible. "Verdaderamente, se convirtió en un juego para nosotros", comentó Infantino.

Para una portada de 1961, Infantino dibujó al Flash original corriendo contra su homólogo moderno. "Le dije: a ver qué haces con esto, y él me dijo: 'De acuerdo', y así lo hizo", comentó Infantino. "No podía superarle nunca". Schwartz solucionó el enigma introduciendo mundos paralelos, cosa que ahora se ha convertido en un elemento habitual de la ciencia-ficción y los cuadernos de cómics, para una historia titulada Flash de dos mundos.

"Me encantaba la ciencia-ficción", escribió Schwartz en su autobiografía, titulada Man of two worlds: my life in science-fiction and comics, escrita con Brian M. Thomsen en 2000. "Era el verdadero motivo por el que quería ser editor".

Nacido en el Bronx el 19 de junio de 1915 y descrito por sí mismo como un "niño de biblioteca", Schwartz estaba a la última de la ciencia-ficción en Estados Unidos. Licenciado en el City College de Nueva York, se unió a Mort Weisinger, quien posteriormente se convirtió en propietario de DC, para fundar la primera agencia literaria especializada en ciencia-ficción y fantasía.

En su cartera de clientes figuraban H. P. Lovecraft, Manly Wade Wellman, Ray Bradbury y Leigh Brackett. Algunos de sus autores también utilizaban seudónimo como escritores de cómics, entre otros, Otto Binder (capitán Marvel), Alfred Bester (Green Lantern) y Edmond Hamilton (Legion of Super Heroes).

A Schwartz le sobrevive un yerno, tres nietos y cinco biznietos. Sus colegas recordaban a Schwartz como un editor exigente y meticuloso, generoso con sus artistas y sus redactores. "Era muy rígido con la edición", comentó Infantino. "Tenía una regla: no retrasarse jamás en el trabajo".

Julius Schwartz escribió su propio epitafio en el primer capítulo de su autobiografía: "Aquí yace Julius Schwartz. Cumplió su última fecha de entrega".-

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_