Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amann replica a IU que la 'Y' ferroviaria "ya está en marcha"

El consejero desautoriza a su socio, que le acusó de mentir sobre la viabilidad del trazado

El consejero de Transportes, Álvaro Amann (EA), replicó ayer con rotundidad a las dudas que IU, socio de su propio Gobierno, había sembrado la víspera sobre el desarrollo de la línea ferroviaria vasca de alta velocidad. "La Y está en marcha", sentenció, un día después de que el Consejo de Ministros sacara a licitación ocho tramos que suman 46 kilómetros, con una inversión de 814 millones de euros. Las obras de construcción podrían arrancar a finales de 2004.

El candidato de IU-EB al Congreso por Vizcaya, Igor Irigoyen, había acusado la víspera al Departamento de Transportes y al Ministerio de Fomento de "mentir" sobre la construcción de la 'Y' ferroviaria, que enlazará en alta velocidad Vitoria, Bilbao y San Sebastián. "La realidad es que nunca se va a construir", aseguró. Para justificar su tesis recordó a Amann y al titular de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, que el proyecto no está en la lista de proyectos que recibirán financiación inmediata de la UE, lo que a su juicio, "supone el fin del proyecto".

"Lo único objetivo es que el Consejo de Ministros ha aprobado la licitación [de los primeros ocho tramos] y que un proceso de inicio de obras comienza con el anunció de licitación. No podemos decir nada más, sino que está en marcha la Y vasca", le respondió ayer el responsable de la cartera de Transportes.

IU-EB siempre ha sido crítico con el proyecto ferroviario de alta velocidad que respaldan sus otros socios del Gobierno. En noviembre de 2002 llegó incluso a plantear un trazado alternativo, radicalmente distinto al diseñado por el Ejecutivo vasco y ya aprobado para entonces. El consejero de Vivienda y Asuntos Sociales, Javier Madrazo se presentó, obviando una década de debate político y estudios técnicos que dieron como fruto la Y, con un propuesta que planteaba un trazado en forma de U. Supondría reformar el actual trazado Vitoria-Irún y crear una nueva línea entre Vitoria y Bilbao, que IU defiende como menos agresiva con el medio ambiente, apta para el transporte de mercancías y un 20% más barata. Madrazo fue desautorizado por los tres diputados forales.

Amann hizo sus declaraciones en Sestao, donde el consejero dio por inaugurado el programa de visitas a las obras del metro en la localidad vizcaína, que se desarrollará todos los sábados a lo largo de seis semanas. "Es una forma de acercar una obra tan importante a los propios ciudadanos" que "han padecido las incomodidades de toda obra de este tipo, pero hoy la van a ver más cercana".

El tramo entre Urbinaga y Sestao tendrá una longitud de 963 metros e incluye una estación en caverna bajo la Gran Vía. La consejería prevé que dé servicio a unas 20.000 personas, que dispondrán de un tren cada 5 minutos en las horas punta. Según dijo Amann, las obras concluirán en 2004, aunque aún no se ha decidido la fecha de su entrada en funcionamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de febrero de 2004