El divorcio en clave matemática

El éxito de un matrimonio ya no es una cuestión incierta que se resolverá con el paso del tiempo. Tiene, en cambio, sus más y sus menos, unos cuantos quebrados y un par de ajustes de cuentas que permiten predecir la futura estabilidad de la pareja. Así lo afirman unos investigadores estadounidenses y británicos que han dado con la fórmula matemática del divorcio, según informaba ayer el diario londinense The Times en su cobertura de la conferencia de la Asociación Americana de Ciencia Avanzada, celebrada en Seattle. La ecuación arroja resultados precisos y certeros, en torno al 94% de los casos, de aquellos cónyuges que respetarán el compromiso de unión hasta la muerte. La pareja es analizada mientras discute sobre temas calientes, como el dinero, el sexo, los niños, la política, las vacaciones... Cada respuesta, gesto y tono de voz se marca con una serie de puntos, cuya suma y resta conducen a la clave formulada por el equipo que dirige el psicólogo John Gottman, de la Universidad de Seattle. "Antes de desarrollar este modelo, el divorcio no se podía predecir con precisión. Las matemáticas son tan visuales y gráficas que nos permiten visualizar qué pasa cuando dos personas mantienen una conversación", señaló al diario británico. La fórmula parte de un estudio que analizó las reacciones de 700 parejas al poco de casarse y en intervalos regulares durante los diez años siguientes.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS