Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abad de Montserrat pide sensatez para evitar una ruptura social

El abad de Montserrat, Josep Maria Soler, pidió ayer que en estos momentos de crispación política la sociedad catalana mantenga una actitud "sensata, constructiva, que evite la polarización y la crispación que podrían llevar a una ruptura social".

Soler, que realizó estas manifestaciones en el transcurso de una homilía dentro de los actos del aniversario de la dedicación de la basílica de SantaMaria de Montserrat, solicitó que en Cataluña se mantenga y "crezca la convivencia fundamentalmente sana" que existe como "fruto de más de 50 años de esfuerzos y de sacrificios".

El abad recordó que el monasterio de Montserrat ha sido tradicionalmente un lugar de reconciliación y de encuentro, y se remontó a las fiestas de entronización de la Virgen, en 1947, para explicar que, en un momento difícil, "tras la Guerra Civil entre hijos de un mismo pueblo", se demostró que había posibilidad de trabajar juntos aquellos que, desde posiciones ideológicas diversas, tenían unos valores fundamentales comunes". Esta argumentación de base sirvió a Josep Maria Soler para asegurar que aquel hecho en los inicios del franquismo, "junto con otros que tuvieron lugar después en lugares y ámbitos diferentes", hizo posible desembocar, años después, "en una convivencia democrática".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de febrero de 2004