Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Echanove resalta la actualidad de 'El precio', de Miller

Ana Marzoa, Juan José Otegui y Helio Pedregal completan el reparto

Juan Echanove llama a El precio, de Arthur Miller, "la obra de si yo a usted le contara", por la identificación del público con esta historia de desencuentros familiares que llega pasado mañana al escenario del teatro Marquina de Madrid. Echanove, actor y productor del montaje, pactó con el director, Jorge Eines, poner en pie la función si lograban formar el "reparto soñado": Ana Marzoa, Juan José Otegui y Helio Pedregal. Lo consiguieron.

Juan Echanove no lleva bien sus 42 años. Por eso no le hizo mucha gracia que Jorge Eines le propusiese montar El precio, que estará en cartelera al menos hasta el 31 de mayo: "Cuando vi con 18 años la obra, me impresionó un personaje que estaba entre la cuarentena y la cincuentena. Y cuando Jorge me lo dijo me negué. Pero luego me miré al espejo y me dije: 'Claro que puedes. Aparentas más de los que tienes con el pelo blanco".

La función cuenta la historia de dos hermanos que han dejado que el tiempo tape sus enormes diferencias. Víctor (Echanove), un policía de Nueva York, acude con su esposa (Marzoa) a la que fue su casa familiar para vender algunos muebles a un comprador judío (Otegui). Allí, Víctor se encontrará con su hermano (Pedregal), un médico que ha fracasado en lo personal. "Es una obra que ocurre en tiempo real, en dos horas, en una habitación en la que personajes que llevan 16 años sin hablarse lo hacen de nuevo. Como decía un crítico en Barcelona: 'Es un combate de esgrima dialéctico".

El precio, de Arthur Miller, está programada actualmente en Londres, Los Ángeles y Nueva York. Para Echanove, su temática está más vigente que nunca: "Cuando se estrenó en los años sesenta, la influencia mediática en los seres humanos no era tan fuerte como ahora. Hay en estos momentos una falta de comunicación tan grande que sienten su vida reflejada en El precio. La gente necesita ir a un sitio a que le den alguna clave que explique qué pasa con ellos mismos y eso no lo dan gratis por la tele". "Yo la llamo la función de 'si yo a usted le contara...'. Les veo venir cuando termina la función y pienso: éste está divorciado y no le dejan ver a los niños, o no se habla con su padre, o se fue de casa dando un portazo...".

Eines, profesor de la Escuela Superior de Arte Dramático, tiende a aplicar pedagogía en sus ensayos, pero esta vez tuvo que desistir. "Es una de las pocas veces en las que, creo, se ha sentido más alumno que profesor. Cuando uno trabaja con Marzoa, Otegui y Pedregal tiene mucho que aprender", reflexiona Echanove. El actor de Madregilda está convencido de que en su profesión no se puede estar mucho tiempo sin rodar alguna película porque el público se olvida. Ello explica su intervención en la comercial Trileros, de Antonio del Real: "Hace tiempo que no participaba en una película para un espectro de público para el cual normalmente yo no trabajo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de febrero de 2004