Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:EMILIO ARAGÓN | Protagonista de 'Casi perfectos'

"La serie se acerca a la realidad, pero siempre con manga ancha"

En los últimos meses, el único contacto de Emilio Aragón (La Habana, 1959) con los espectadores ha sido a través de sus monólogos en El club de la comedia (Canal + y TVE). Ahora, el presentador, actor, músico, compositor, en definitiva, lo que los anglosajones denominan showman, acaba de reencontrarse con sus seguidores con Casi perfectos. Y con notable éxito. La nueva comedia de situación que Antena 3 estrenó el jueves pasado logró casi cinco millones de espectadores. "Confío en el éxito, creo humildemente que la serie tiene muchísimas posibilidades", aseguraba Aragón hace unos días. Su instinto, de momento, no le ha jugado una mala pasada.

Pregunta. Médico de familia se convirtió en un hito televisivo, la respuesta de la audiencia con Javier ya no vive solo fue más bien tibia. ¿Se imaginaba un reencuentro con los espectadores tan satisfactorio?

Respuesta. Todo es muy subjetivo porque el público es muy sorprendente y nunca se sabe cómo va a reaccionar. Pero sí es una buena noticia. El trabajo que se ha realizado todos estos meses atrás ha sido muy matizado, discutido, debatido... Todo es fruto de una reflexión importante y hay mucho cariño y muchas ganas metidas en la serie. Lo importante es que ya hemos empezado a navegar, ahora llega el tiempo de corregir las velas y ver por dónde soplan los vientos.

P. Durante casi nueve años estuvo vinculado a Tele 5. En esta cadena debutó como actor y con gran éxito. ¿Qué le impulsó a cambiar de bando?

R. Al final fue una cuestión puramente empresarial. Teníamos un proyecto de ficción que interesaba a Antena 3. Después de varias reuniones con la cadena y con socios míos [Grupo Árbol] se llegó a un acuerdo de una forma muy rápida. Los directivos están muy ilusionados y yo sinceramente también.

P. Usted es el primer gran fichaje de la nueva cúpula de Antena 3. Me figuro que habrá creado muchas expectativas.

R. Siempre se crean expectativas, pero no me apetece llevar esa losa encima. No quiero que nadie diga que gran parte del éxito de Antena 3 dependa de esta serie. También quiero recordar que no ha sido un fichaje a golpe de talonario, ni nada parecido. Utilizando el símil futbolístico, lo que pide la cadena es que se marquen goles. Intentaremos meter goles, desde luego, pero preferimos hacer un juego bonito.

P. Las cadena, la productora... Todos destacan que con Casi perfectos Emilio Aragón recupera su lado más gamberro y bromista.

R. Sí, es una comedia pura y dura sin concesiones al drama, excepto cuando hay que buscar el contraste para que la comedia funcione. Casi perfectos se acerca siempre a la realidad, pero con un poco de manga ancha. Además pretendemos sentar a todo el mundo delante de la pantalla, pero no es una serie ñoña y se plantean asuntos tan actuales como la adopción o la xenofobia.

P. ¿En qué familia de ficción se han inspirado los guionistas de Casi perfectos?

R. El único escaparate es Gran Bretaña y Estados Unidos. Podría tener algún punto en común con la serie de Bill Cosby o con Friends, pero no tiene nada que ver con Matrimonio con hijos porque muestra una familia irreal y demasiado caricaturesca y extrema.

P. Las programaciones están ahora plagadas de familias: los Serrano, los Alcántara, los Hidalgo, los García Moreno de Manolito Gafotas... ¿En qué se diferencian los Soto de las demás?

R. La diferencia creo que estriba en que se propone un perfil de personaje que nunca termina de soltar el ancla. Andrés Soto se va de su casa, está casado y tiene dos hijas, pero no puede evitar seguir excesivamente ligado a su madre y a sus hermanos. En la serie también está muy presente el eterno y universal conflicto de las relaciones familiares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de febrero de 2004