Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villalba abandona Unión Valenciana ante la "compra" de Chiquillo y su integración en las listas del PP

Héctor Villalba, que fuera presidente de Unión Valenciana y presidente de las Cortes Valencianas, anunció ayer en rueda de prensa su decisión de abandonar la formación política regionalista después de 22 años de militancia. Villalba ha evitado cualquier declaración política desde que abandonó la presidencia de UV en 1999, pero volvió a la palestra para denunciar la sumisión de José María Chiquillo al PP, partido que le ha ofrecido un puesto en su candidatura al Senado por Valencia, y la vulneración de los acuerdos adoptados por la asamblea general del partido regionalista ante las próximas elecciones generales.

Villalba aludió a la "compra del ex presidente de UV José María Chiquillo y de la ejecutiva del partido por el presidente del PP en la Comunidad Valenciana, Eduardo Zaplana" y las "formas antidemocráticas, de burla y engaño al sentimiento de Unión Valenciana" que, a su juicio, han rodeado la "sumisión" del partido al PP.

La asamblea general de UV, presidida por Julio Chanzá, acordó el pasado mes de diciembre acudir en solitario a las elecciones generales del 14 de marzo. Pero apenas una semana después, Chiquillo inició conversaciones para integrarse en la candidatura del PP. Unas conversaciones que culminaron ayer con el acuerdo formal para integrar al ex presidente y ex diputado nacional de UV en la lista del PP al Senado por Valencia.

Villalba también denunció como "una irresponsabilidad" de parte de la dirección de UV la renuncia a presentar una candidatura al Congreso de los Diputados. El ex presidente de las Cortes apuntó que tales "hechos de irresponsabilidad, indignidad e ilegalidad" imposibilitan su continuidad como militante de UV, y calificó el acuerdo entre Chiquillo y el PP como "ultimo acto de aniquilación de Unión valenciana".

Villalba aseguró que el mayor político que había cometido a lo largo de su vida pública fue mantener el acuerdo de gobierno que Vicente Lizondo había alcanzado con el PP en 1995 y atribuyó la actual situación a la "política indigna de compraventa de debilidades personales, sobre las que Eduardo Zaplana ha basado su protagonismo político". También se preguntó por el recibimiento que dispensarían a Chiquillo los antiguos militantes regionalistas que se han incorporado al PP en los últimos años y que han sido blanco de las más duras críticas de parte del aspirante a senador.

Fernando Giner, por ejemplo, se incorporó al PP poco antes de las elecciones autonómicas de 1995 cuando era alcalde de Vallada por UV y miembro de la ejecutiva del partido regionalista. Giner es el actual director de campaña del PP en Valencia y defiende el reto del partido ante las próximas elecciones generales es aumentar entre los electores "la autoestima y el orgullo de sentirse valencianos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de febrero de 2004