Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESPECIAL FITUR | NOVEDADES

BARÓMETRO DEL TURISMO MUNDIAL

AUNQUE LA SITUACIÓN mejoró sensiblemente en los últimos meses del año, 2003 resultó ser un periodo de baja para el turismo internacional, que cerró con la caída más fuerte de su historia, un 1,2%, con 694 millones de llegadas de turistas internacionales (los que pernoctan al menos una noche fuera de su país) frente a los 703 millones de 2002, según los datos que presentó el pasado martes en Madrid Francesco Frangialli, secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT). La persistente debilidad de la economía, la guerra de Irak y el alto grado de incertidumbre que la precedió deprimieron el turismo en todo el mundo durante el primer semestre. A esto se sumó la inesperada epidemia de SARS, que frenó "brutalmente" el constante crecimiento de Asia y el Pacífico, y fue la causa de que algunos países de la zona recibieran menos de la mitad del número habitual de llegadas. Los últimos meses de 2003 paliaron en parte los malos resultados globales.

Las perspectivas para 2004 son mucho más halagüeñas. La OMT prevé para 2004 un crecimiento de hasta un 5%, porcentaje que Francesco Frangialli basa en los signos positivos de reactivación económica -el Fondo Monetario Internacional estima que el crecimiento del producto interior bruto en 2004 será del 4,1%-, en la moderación de los conflictos internacionales y en la existencia de "una importante demanda retenida de viajes que se expresará tan pronto como lo permitan las circunstancias".

España mantiene su segundo puesto en el ranking mundial de destinos por número de visitantes (52,3 millones de turistas extranjeros), detrás de Francia, que ocupa el primer lugar, y seguida de Estados Unidos. Por regiones, Europa mantuvo unos resultados similares a los del año anterior. La zona de Asia oriental y el Pacífico, que apuntaba como el destino de mayor crecimiento, con 131 millones de llegadas, sufrió una inesperada pérdida de 12 millones de turistas (el 9%) debido al SARS.

América del Norte obtuvo por tercer año consecutivo un balance negativo, con una disminución del número de visitantes del 5%. En cambio, el Caribe y Suramérica se recuperaron de los malos resultados de los dos años anteriores con incrementos del 8% y el 12%, respectivamente. También han obtenido buenos resultados Oriente Próximo y África, con subidas del 10% y el 5%, respectivamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de enero de 2004