El TSJC rectifica al Ayuntamiento y autoriza las corridas en Olot

El Ayuntamiento de Olot (Garrotxa) no puede prohibir la celebración de corridas de toros con sangre, según una resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que declara nula una moción aprobada por el consistorio de esta ciudad hace tres años.

El TSJC considera que el Ayuntamiento "no tiene competencias sobre las corridas y que por lo tanto no se puede pronunciar", con lo que da la razón a los accionistas de la plaza de toros de la ciudad, que llevaron ante la justicia la moción municipal.

El 25 de mayo de 2000, ERC e ICV presentaron al consistorio una moción en la que se solicitaba la prohibición de corridas de toros que acabasen con la muerte del animal. La moción prosperó por un margen ajustado: nueve votos a favor, ocho en contra y tres abstenciones. Los miembros del plenario tuvieron libertad de voto.

El Ayuntamiento de Olot no puede "entrometerse" en estas cuestiones, según afirmó el concejal del PP y portavoz de los accionistas de la plaza, Joaquim de Trincheria, que calificó el fallo de "bofetada moral" para el consistorio. De Trincheria espera que la sentencia "sirva de ejemplo para otras mociones donde se hacen peticiones que no son de competencia municipal".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción