Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves pacta con Aznar simultanear el 14 de marzo las elecciones andaluzas y generales

El presidente de la Junta deja "por deferencia" al Gobierno central el anuncio de la fecha

Las elecciones autonómicas se celebrarán por cuarta vez conjuntamente con las generales el próximo 14 de marzo. La fecha la dio a conocer el Gobierno central, a través de su portavoz, Eduardo Zaplana, tras la celebración del Consejo de Ministros al borde de las 13.30 de ayer y minutos antes, casi de manera sincronizada, el presidente de la Junta anunció en Almería que los comicios andaluces coincidirán con los generales tras "ponerse de acuerdo en la fecha" con el presidente José María Aznar a través de persona interpuesta, en este caso, el vicepresidente segundo y ministro de la Presidencia, Javier Arenas. El chaparrón de críticas de la oposición por la simultaneidad electoral llegó al instante.

La decisión de Chaves de hacer coincidir ambos procesos electorales no sorprendió a nadie ya que se daba por hecho desde hace medio año en el Gobierno andaluz y en el PSOE. Tampoco en esta ocasión, y a diferencia de lo ocurrido hace cuatro años, había una mayoría de dirigentes de este partido que apostasen por el adelanto.

El calendario político diseñado por el presidente socialista, que dejó para el último trimestre del año debates de gran calado como la propuesta sobre la segunda modernización y el documento de bases para la reforma del Estatuto, también eran indicios claros de su propósito de apurar hasta el último minuto la sexta legislatura autonómica.

Ayer Chaves aseguró que "no tiene sentido que ante el hecho de agotar la legislatura" las dos convocatorias electorales se celebren en fechas distintas "porque no lo entendería el ciudadano".

Lo que sí supone un cambio es su manera de comunicarlo al reconocer que había pactado la fecha del 14 de marzo con el presidente del Gobierno, José María Aznar, a través de personas interpuestas. Chaves siempre ha sido muy celoso de esta prerrogativa que le concede la ley autonómica y suele decir que decisiones de este calado sólo las consulta con su almohada. Sus palabras de ayer fueron: "Personalmente he tenido en varias ocasiones contactos con el vicepresidente del Gobierno, Javier Arenas, para ponernos de acuerdo y nos hemos puesto de acuerdo en la fecha", dijo, según informa María José López Díaz. Chaves, incluso, eludió comunicar en una conferencia de prensa en Almería el día exacto de la cita "por deferencia" con el Ejecutivo central. "Me permitirán que sea el Gobierno de la nación el que anuncie la fecha", apostilló.

Por cuarta vez las elecciones andaluzas que renovarán los 109 escaños del Parlamento autonómico se celebrarán el mismo día que las del Congreso de los Diputados y Senado como ya ocurriera en las convocatorias de 1986, 1996 y 2000. Las de 1994 coincidieron con los comicios al Parlamento europeo. Esta será la quinta vez que Chaves se presente como candidato del PSOE a la presidencia de la Junta de Andalucía, una comunidad en la que el partido socialista ha ganado en todos los comicios desde hace 22 años. Sólo en su primer año como candidato, en 1990, Chaves ha ido en solitario a las urnas al Parlamento regional.

El presidente andaluz firmará el decreto de disolución del Parlamento el próximo 19 de enero y entrará en vigor al día siguiente cuando se publique en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía. Chaves no tendrá que consultar, como es preceptivo por ley, al Consejo de Gobierno ya que este órgano deliberó sobre el asunto en la reunión que celebró el 16 de diciembre, sin que los dos consejeros andalucistas abrieran la boca sobre el tema ni para recordar su oposición a la simultaneidad. La campaña electoral dará comienzo la medianoche del 27 de febrero, víspera del Día de Andalucía.

El Gobierno andaluz, del que tendrán que dimitir cuatro consejeros para concurrir a las listas al Congreso, tiene previsto celebrar reuniones de carácter decisorio hasta el mismo 14 de marzo, cuando entre en funciones, según afirmó el consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías. "La maquinaria no se va a parar ni por un instante y se tomarán decisiones importantes en asuntos de salud y educación", anunció. Los actos institucionales del 28 de Febrero, segundo día de la campaña, se mantendrán como ha ocurrido en otras ocasiones cuando ha habido elecciones.

La precampaña del presidente está diseñada desde el mes de septiembre y a partir de la próxima semana irá desgranando las propuestas más novedosas del programa electoral que coordina la vicesecretaria socialista, Mar Moreno.

Los socialistas parten con la esperanza de volver a ganar por séptima vez consecutiva aunque reconocen que estas elecciones serán "reñidas". También se han conjurado para no facilitar datos de proyección de voto de los sondeos semanales que se encargan desde la sede regional de la calle San Vicente y evitar la creación de expectativas que, de incumplirse, provocan luego sensación de pérdida. En principio, los socialistas contestan con amplias sonrisas ante el mensaje que trasladan los populares de que hay empate técnico. "No es cierto, pero no nos viene mal porque evita la desmovilización de nuestro electorado", afirma un dirigente.

De cuatro a seis aspirantes

Los candidatos con aspiraciones, aunque luego éstas no se cumplan, de conseguir representación en el Parlamento andaluz han pasado de cuatro a seis entre 2000 y 2004, ya que dos de ellos han abandonado sus filas originales para abanderar nuevos proyectos.

El candidato socialista, Manuel Chaves, y la popular, Teófila Martínez, repiten como candidatos, algo que también hace Pedro Pacheco, pero con una diferencia: hace cuatro años, el ex alcalde de Jerez se presentó bajo las siglas del Partido Andalucista; en esta ocasión lo hará con las del Partido Socialista de Andalucía (PSA), una escisión de su anterior formación.

Los candidatos nuevos serán Diego Valderas, por Izquierda Unida, que sucederá en el puesto a Antonio Romero. Pese a que en 2000 Valderas se quedó sin su acta de parlamentario autonómico al no obtener IU ningún escaño en Huelva, el cartel izquierdista volverá a concurrir por su provincia.

También son nuevos Antonio Ortega, que será el candidato andalucista y el ex ministro de Trabajo Manuel Pimentel. Éste se presentará bajo el amparo del foro Nueva Sociedad, nuevas propuestas y encabezará la lista de Córdoba. Curiosamente, Pimentel tuvo la opción de ser el candidato del PP en 2000 si el año anterior hubiese aceptado hacerse con las riendas de esta formación en Andalucía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de enero de 2004

Más información