Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dueño del Leganés se desvincula del club y ofrece la baja a todos los jugadores

El empresario argentino Daniel Grinbank afirma que no puede afrontar el presupuesto de 6,6 millones

El empresario argentino Daniel Grinbank, supuesto propietario del Leganés, abandonó ayer el club madrileño tras una reunión de diez minutos con los jugadores y el cuerpo técnico alegando "problemas económicos" para afrontar un presupuesto de 6,6 millones de euros y ofreció la baja a toda la plantilla. Grinbank desembarcó en el club en agosto, cuando presuntamente adquirió el 86% de la propiedad a Jesús Polo, presidente durante 27 años. Los jugadores, 15 de ellos argentinos contratados directamente por Grinbank, decidirán hoy si juegan el domingo.

El primer intento de Grinbank, un productor musical de 49 años, por introducirse en el fútbol español fue a través del Valladolid. No fructificó y en agosto decidió embarcarse en el Leganés comprando, supuestamente, el 86% de las acciones. El equipo madrileño había descendido a Segunda B, pero recuperó su plaza en Segunda A por el descenso del Compostela por problemas económicos. El pasado 11 de agosto, en presencia del alcalde de Leganés, José Luis Pérez (PSOE), Jesús Polo, que llevaba 27 años en la presidencia del club, traspasó sus poderes al argentino. "El Leganés queda en buenas manos, Grinbank no tiene nada que ver con otros que vienen a llevarse el dinero", dijo Polo entonces. Éste ha permanecido en el club como presidente de honor.

Sin embargo, ayer, el gerente del Leganés, José Ricardo Fernández, aseguró: "Nunca hubo un traspaso de acciones entre Polo y Grinbank". Una afirmación corroborada por el portavoz de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) Toni Fidalgo: "A efectos oficiales, nunca se formalizó esa venta. Así que a la Liga no le afecta para nada". Javier Tebas, abogado, ex vicepresidente de la LFP y autor de la demanda contra Ángel María Villar y varios directivos de la federación por supuestos gastos irregulares, hizo de mediador en la negociación entre Polo y Grinbank. "Fui el hombre bueno de la operación, no puedo hablar del contrato entre ambos por que debo respetar el secreto profesional, pero todo fue legal". Tebas ya asesoró en su día a otro empresario argentino, Marcelo Tinelli, un presentador de televisión que en 1998 compró el 99,4% del Badajoz, que estaba en Segunda A. La aventura concluyó el 17 de octubre de 2001 y hoy el Badajoz pena en Segunda B. Actualmente, el Leganés, que había proclamado que su proyecto era llegar a Primera División en tres años, ocupa el 13º puesto en Segunda A.

La incursión de Grinbank en el fútbol español -ya había participado en el Independiente argentino- ha durado sólo cinco meses. Hace dos días, el empresario comunicó su decisión de abandonar el Leganés a José Néstor Pekerman, el prestigioso director deportivo que contrató el pasado verano tras su exitoso paso por las categorías inferiores de Argentina. Ayer, Grinbank, según relató Carlos Aimar, el técnico argentino del club, dedicó "no más de diez minutos" a despedirse de la plantilla y del entrenador. "No sabemos qué carajo hacer", sentenció estupefacto Carlos Aimar, que reveló que todos los jugadores han recibido la oferta del club de rescindir su contrato o renegociarlo a la baja. Un extremo confirmado por el centrocampista Carcedo, que desveló que los argentinos de la plantilla "están muy preocupados porque no saben si se les respetarán sus acuerdos verbales con Grinbank".

Para su proyecto español, Grinbank despidió a 17 jugadores españoles y contrató a 15 argentinos. Todos los contratos de éstos fueron pactados en privado y de forma verbal con el propio Grinbank. Entre los compatariotas fichados figuran internacionales como Federico Domínguez y Chamot, ex jugador del Atlético y el Lazio. Uno de los ocho españoles de la plantilla, Raúl, ex portero del Espanyol, uno de los capitanes, se expresó de forma contundente: "Grinbank ha engañado a todo el mundo, incluida a su propia gente, a personas tan prestigiosas como Pekerman; pensé que ya lo había visto todo en el mundo del fútbol, pero estaba equivocado". "Yo ya no soy el capitán ni nada de nada", agregó contrariado Raúl. Pekerman, según le describieron sus más estrechos colaboradores, estaba ayer hundido. "La gente vino por el nombre de Pekerman y ahora es él el que tiene que aguantar el tirón", dijo Aimar, el técnico.

Aimar afirmó que los futbolistas decidirán hoy libremente si quieren jugar o no pasado mañana frente al Algeciras. El lunes, Jesús Polo, que según el gerente ayer se encontraba de viaje, recibirá a toda la plantilla para clarificar su futuro, aunque, en principio, los ocho españoles del plantel -Carcedo, Borja, Txiki, Raúl, Macanás, Pardo, Gorka Pintado y Sergio Vera- tienen garantizada su continuidad en los términos acordados en su día. Todos ellos negociaron con Polo. Respecto a los argentinos, el técnico, Aimar, vaticinó: "Habrá desbandada; nos ha caído una bomba, es una locura, hay muchas familias que atender".

Hasta la fecha todos los trabajadores del club han percibido sus emolumentos sin retrasos, según el gerente, aunque según fuentes del vestuario, las dos últimas mensualidades fueron pagadas por Polo en vez de por Grinbank. Polo también pagó a los jugadores argentinos un viaje a su país durante las fiestas navideñas que, en un principio, tenía que haber sido abonado por Grinbank. Está previsto que el lunes cobren el mes de diciembre. Las fichas se liquidan en junio.

Sobre los posibles apoyos económicos que puede recibir ahora la entidad, la concejal de Deportes del Ayuntamiento de Leganés, Rosario Peña (PSOE), aseguró que el equipo "es una sociedad privada y el Ayuntamiento no tiene ninguna responsabilidad". El Ayuntamiento subvenciona con 600.000 euros anuales al equipo. Según Peña, para organizar el torneo veraniego Villa de Leganés y regalar entradas a vecinos menores de 14 años.

Grinbank, según su secretaria en Argentina, se encontraba ayer en Londres, en el estreno del Circo del Sol. De España se despidió con un comunicado: "Agradezco la ayuda a la gente de Leganés, a las empresas, a los medios, al cuerpo diplomático argentino y a los trabajadores del club".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de enero de 2004