Aznar se dispone a intervenir ante el Congreso de EE UU el 4 de febrero

El presidente del Gobierno, José María Aznar, prepara su intervención ante una sesión conjunta de las dos cámaras del Congreso de Estado Unidos prevista para el próximo 4 de febrero, según confirmó ayer este diario en fuentes diplomáticas. Las mismas fuentes consideran la cita segura, aunque precisan que aún no ha sido cerrada en firme.

Este tipo de discurso representa un honor especial reservado en la actualidad casi exclusivamente a aliados militares relevantes por un órgano legislativo que apenas si celebra sesiones conjuntas más que para escuchar el discurso sobre el Estado de la Unión del presidente.

Fuera de esas ocasiones y de las relacionadas con el cómputo de los votos para la elección del propio jefe de Estado, la Cámara y el Senado de EE UU se han reunido 92 veces para escuchar a líderes extranjeros, desde el general Lafayette, en 1834, hasta el primer ministro británico, Tony Blair, el pasado 17 de julio, pasando por su antecesor Winston Churchill, que obtuvo el récord histórico de estos honores, ya que se dirigió al Congreso en tres ocasiones.

Aznar hará, pues, la intervención número 93 de la larga lista de homenajes del Congreso de EE UU a dignatarios extranjeros, tras líderes de los principales países europeos, de casi todos los sudamericanos y de muchos representantes de países emergentes, como el surafricano Nelson Mandela, el indio Rajiv Gandhi o el liberiano William Tolbert.

El presidente del Gobierno no será el primer español que sube a este ilustre podio, ya que el Rey Juan Carlos intervino ante una sesión conjunta del Congreso el 6 de febrero de 1976, con ocasión de su primer viaje a Washington en calidad de jefe de Estado. El Rey pronunció su discurso en inglés, pero Aznar lo hará probablemente en español.

Despedida de Bush

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La alocución de Aznar al Congreso se producirá como consecuencia de una invitación personal, que no guarda relación con la concesión de la Medalla de Oro del mismo órgano legislativo, ya que la tramitación de esta última está lejos de haber concluido. Jim Gibbons, el representante por Nevada que propuso a Aznar para el galardón el pasado 15 de mayo, a través de un proyecto de ley que lleva el número 2131, se dirigió de nuevo a la Cámara el pasado 20 de noviembre para "urgir" a sus colegas a que apoyen su propuesta en favor de Aznar, "un gran líder de la democracia global, de la guerra contra el terrorismo, un notable aliado de EE UU y un campeón de la libertad". El proyecto 2131 cuenta en la actualidad con unos 150 votos, algo más de la mitad de los que necesita para ser tramitado en el pleno.

El viaje de Aznar de febrero a Washington y la posibilidad de que finalmente se le conceda la Medalla de Oro del Congreso ponen en cuestión que la visita que el presidente realizará a la capital estadounidense los próximos 13 y 14 de enero vaya a ser realmente el de su despedida oficial de George W. Bush, como se ha anunciado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS