Los vecinos dejan la huelga de hambre contra el vial de Cabanes

Los dos vecinos que la pasada semana iniciaron una huelga de hambre contra la construcción de la carretera Cabanes-Oropesa decidieron ayer abandonar su postura de presión debido a que, según entienden, ésta puede "interferir en el proceso legal iniciado". Ambos reclamaban la actuación de la fiscalía ante lo que consideran un delito ecológico. El pronunciamiento del fiscal jefe se demoró debido a la petición de un nuevo informe pericial que determinara el daño que las obras provocarán alrededor del paraje natural del Desert de Les Palmes y que ha concluido que éste es "innegable". Así, después de que el fiscal solicitara la reapertura de una causa iniciada hace más de tres años, y pese a que el juez se ha declarado incompetente al considera que son precisas unas nuevas diligencias, ambos han optado por abandonar la huelga después de que el grupo ecologista Gecen decidiera presentar una denuncia en el juzgado de guardia. Ambos consideran que su acción ha servido para que la sociedad civil tome conciencia de su fuerza. De hecho, en el lugar en el que ambos han llevado a cabo su protesta, frente al Palacio de Justicia de Castellón, se han recogido, según fuentes de la organización, 5.000 firmas que "avalan el rechazo de la población civil hacia unas actuaciones de dudosa legalidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 03 de enero de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50