Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casi 18.000 esquiadores toman las pistas de Sierra Nevada, que alcanza el lleno en los hoteles

La estación granadina de esquí de Sierra Nevada vive estos días su mejor temporada navideña, con una superficie esquiable de 70 kilómetros, una idónea calidad de la nieve y buenas condiciones meteorológicas. todos estos hechos han contribuido a que desde que comenzaron las vacaciones navideñas y hasta el próximo 6 de enero la ocupación hotelera roce el 100%.

Cada día miles de esquiadores, que el viernes alcanzaron el récord de 17.600 personas, disfrutan de estas "condiciones excepcionales", que convierten a la estación granadina en "la más óptima" para la práctica del esquí en estos momentos, según informaron fuentes de Cetursa, la empresa pública que gestiona las instalaciones.

Con cotas de espesor de nieve que oscilan entre 30 centímetros y tres metros de calidad polvo dura, 70 kilómetros de pista disponibles de los 76,6 que constituyen el total de la longitud esquiable, y 22 remontes en funcionamiento, los esquiadores llegan de toda la geografía española y de buena parte del extranjero. Por la estación andaluza han pasado también algunos ministros aprovechando unos días de vacaciones antes del frenesí de la próxima campaña electoral.

Esquí nocturno

La buena situación meteorológica está permitiendo por el momento el esquí nocturno los sábados por la noche. Esta actividad está concebida "no como un negocio sino como un servicio más a los usuarios", según fuentes de Cetursa. Además, el acceso se puede realizar este año en autobuses urbanos desde la capital granadina, lo que está permitiendo agilizar el tráfico en los accesos y evitar problemas de saturación en las zonas de aparcamiento, a lo que se une el nuevo servicio de estacionamiento de caravanas.

Los responsables de Cetursa confían en que esta favorable situación se prolongue durante toda la temporada de esquí, lo que permitiría mantener abierta la estación hasta el primer fin de semana de mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de enero de 2004