Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TVE destituye a Ángela Rodicio, corresponsal en Oriente Próximo

La cadena pública afirma que ha descubierto "irregularidades económicas"

Ángela Rodicio, titular de la oficina de Televisión Española en Jerusalén (Israel), ha sido "apartada de sus funciones" en la corresponsalía después de que una auditoría ordinaria detectara "irregularidades económicas", según fuentes de la cadena pública. La periodista no quiere hacer declaraciones de momento, y ha puesto el asunto en manos de sus abogados. Esther Vázquez cubrirá "temporalmente" el puesto.

Ángela Rodicio pertenece desde 1989 a la plantilla de Televisión Española. Después de cubrir para la cadena pública, entre otros conflictos, la guerra del Golfo, en 1992 se instaló en Budapest (Hungría), sede de la corresponsalía de TVE para el centro y este de Europa, con largas estancias en Sarajevo durante la guerra de Bosnia. En agosto de 2000 viajó a Jerusalén para ponerse al frente de la oficina para Oriente Próximo. Recientemente, y después de recibir las conclusiones de una auditoría ordinaria que revisa anualmente las cuentas de las corresponsalías -y en la que, aseguran, han detectado "irregularidades económicas en la gestión"-, los responsables de la cadena pública han decidido "apartar" a Rodicio de sus funciones.

La periodista -que recientemente cubrió desde Bagdad la invasión de Irak- no responderá de momento a las acusaciones de TVE, y ha confiado a sus abogados la defensa de sus derechos.

Por otra parte, Informe semanal (21.30) anunció ayer la emisión para hoy del reportaje Jerusalén, el muro de la vergüenza, trabajo elaborado por Ángela Rodicio que, a última hora, el programa que dirige y presenta Baltasar Magro ha sustituido por Los dibujos españoles se animan.

Hoy parte hacia Jerusalén Esther Vázquez, que ocupó la corresponsalía en Rabat (Marruecos) entre 1999 y 2002, y que recientemente ha acudido como enviada especial a Oriente Próximo. La periodista cubrirá temporalmente la vacante dejada por Rodicio hasta que los responsables de la cadena tomen una decisión definitiva.

En Jerusalén permanece José Luis Márquez, cámara de la corresponsalía, premio Miguel Gil de Periodismo este año en reconocimiento a su trabajo en la cobertura de la Intifada y junto al que la reportera destituida recibió en 1993 el Cirilo Rodríguez por su labor en el conflicto bélico de la antigua Yugoslavia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de diciembre de 2003