Fernando Alonso, con los niños enfermos

Fernando Alonso, el piloto asturiano de fórmula 1, visitó ayer a medio centenar de niños ingresados en diversas áreas del Centro Materno-Infantil del hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). El automovilista, que accedió a la invitación que le había cursado el Servicio de Salud del Principado, regaló la mascota oficial del equipo Renault y una fotografía firmada a cada uno de los pequeños pacientes, a quienes la sola presencia del deportista ya supuso un hermoso regalo navideño. El piloto, acompañado por su padre, José Luis Alonso, departió con los niños hospitalizados y con sus familias y contestó a todas las preguntas de sus pequeños admiradores. "Me he emocionado al ver a algunos de los niños que estaban más 'pachuchos', con las máquinas conectadas y otro tipo de cuidados", comentó el campeón ovetense. Durante su visita, Alonso recorrió los pabellones de preescolares y escolares, con edades comprendidas entre los dos y los seis años, y se entretuvo de forma especial en la unidad de oncología pediátrica, donde expresó su cariño a los ocho peques ingresados, la más pequeña de un año de edad. Antes de abandonar el centro hospitalario, Alonso se reunió con un grupo de jóvenes, también pacientes, a quienes dirigió un mensaje contra el exceso de velocidad en la carretera y contra el consumo de alcohol y tabaco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 22 de diciembre de 2003.