Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unos ladrones sufren un accidente al huir de la Guardia Civil

La niebla, posible causa de este siniestro y de otro en el que murió una persona

Un grupo de supuestos ladrones sufrió ayer un brutal accidente en la M-50, cuando intentaban huir de una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico que les sorprendió cuando estaban robando a unos turistas franceses en un área de servicio de la autovía de Burgos (N-I), según fuentes del instituto armado. El vehículo de los presuntos cacos se salió de la vía, en el kilómetro 10 de la M-50, a la altura de Paracuellos del Jarama, donde había una densa niebla. Este fenómeno meteorológico causó ayer numerosos accidentes, además de problemas en el aeropuerto de Barajas.

El accidente se produjo sobre las 10.20, cuando el vehículo, en el que viajaban cinco personas (entre ellas un niño de cinco años), se salió en una curva en la vía que enlaza la M-50 y la carretera de Paracuellos del Jarama, según un portavoz de Emergencias 112. En ese momento había una densa niebla. El vehículo se estampó en un barrizal, lo que supuestamente amortiguó el golpe. Como consecuencia del choque, los heridos salieron despedidos del coche y el motor quedó desgajado. Entre los ocupantes del vehículo, había un paquistaní, un indio y un iraní. Los dos otros estaban sin identificar. El más grave era un varón de 35 años que sufrió fractura abierta de fémur y traumatismo torácico y abdominal. Fue trasladado en una UVI móvil del Summa con escolta de la Guardia Civil al hospital La Paz. El resto sufría golpes y traumatismos torácicos, por los que fueron trasladados a los hospitales de La Paz y La Princesa. El pequeño sufrió levantamiento del cuero cabelludo.

La niebla también pudo ser la causa del accidente que le costó la vida a un joven de 25 años en la carretera M-102, en el término municipal de Patones de Abajo, tras perder el control de su vehículo, un Seat Ibiza. El accidente ocurrió sobre las 2.50. A la llegada de una UVI del Summa, el único ocupante del coche se encontraba fallecido y atrapado entre los amasijos del turismo.

Otro joven, de unos 20 años, resultó herido muy grave en un accidente de tráfico ocurrido en el camino del Cementerio de Móstoles, al salir su cuerpo despedido del coche el que viajaba, que se salió de la vía y chocó después contra un árbol. El accidente pudo estar también provocado por la niebla que en ese momento dificultaba la visibilidad. Fue trasladado por una UVI móvil al hospital Doce de Octubre. Un motorista de 30 años sufrió heridas muy graves al ser arrollado a las 16.30 de ayer por un turismo cuando circulaba con otro grupo de motoristas en el kilómetro 9 de la carretera M-506, entre Alcorcón y Fuenlabrada. Sufrió un fortísimo golpe en la cabeza, según Emergencias 112.

Desvío de vuelos

Los intensos bancos de niebla que afectaron al aeropuerto de Barajas a primera hora de la mañana dificultaron la tercera jornada de la operación salida de Navidad, ya que fueron desviados tres vuelos que iban a aterrizar en Madrid, las aerolíneas cancelaron varias rutas y hubo algunos retrasos. Según fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), los vuelos desviados fueron uno de la compañía Santa Bárbara procedente de Caracas, que aterrizó en el aeropuerto de Barcelona, desde donde regresó posteriormente a Madrid; otro de Air Nostrum procedente de Turín, que también tomó tierra en El Prat y una tercera ruta de Iberia entre Barcelona y Madrid que regresó a su punto de origen.

Entre las 07.54 y las 12.46 de ayer, el aeropuerto de Barajas activó los procedimientos especiales de seguridad en despegues y aterrizajes, por lo que las operaciones de aproximación de precisión sólo pueden ser realizadas si los aviones y su tripulación poseen la calificación adecuada para realizarlas.

La niebla afectó también a la mayoría de las carreteras de la Comunidad durante toda la mañana de ayer, según la Dirección General de Tráfico (DGT). A las 14.00, la niebla afectaba a la N-V (carretera de Extremadura), en las inmediaciones de Madrid, y en la N-IV (carretera de Andalucía). La DGT recuerda que este período navideño es una de las épocas del año en la que más accidentes mortales se producen: Coincide con las festividades familiares y reuniones de amigos "que propician el consumo de alcohol" y unas condiciones meteorológicas adversas que hacen "sumamente peligrosa" la conducción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de diciembre de 2003