Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos dos veteranos de ETA en relación con el 'aparato financiero'

Los históricos miembros de ETA Jokin Gorostidi Artola y Juan José Arruti fueron detenidos ayer por orden del juez Baltasar Garzón en relación con una investigación sobre las finanzas de ETA y el cobro y gestión del llamado impuesto revolucionario entre 1993 y 1996. Gorostidi, uno de los condenados en el proceso de Burgos de 1970 y cofundador de HB en 1983, fue detenido en la playa de Deba (Guipúzcoa), mientras Arruti, uno de los miembros de ETA político-militar que pasó a ETA militar al disolverse aquélla, fue arrestado por la policía en Logroño.

El juez, que ha ordenado la incomunicación de ambos, está investigando el trasiego de grandes sumas de dinero supuestamente recaudado por ETA entre 1993 y 1996. Garzón trata de averiguar cuáles fueron las rutas seguidas por ese dinero, según fuentes de la investigación. El delito de extorsión y allegamiento de fondos a banda terrorista puede ser castigado con hasta siete años de cárcel.

El aparato de finanzas de ETA, al contrario que el logístico o el militar, prácticamente no ha sufrido ni un golpe en los últimos diez años. "La gente sigue pagando y ETA tiene mucho dinero a su disposición", según fuentes de la lucha antiterrorista. Gorostidi se entregó en la Audiencia Nacional el 7 de febrero de 2000, al conocer que estaba siendo investigado como posible responsable de la comisión de deportados (los etarras refugiados sobre todo en América) de la banda, dentro de la estructura de Xaki o lo que el Gobierno denominaba el "ministerio de exteriores de ETA". Poco después fue puesto en libertad con fianza.

Por otro lado, la Audiencia Nacional ha condenado a 123 años de prisión al etarra Juan Carlos Iglesias Chouzas, Gadafi, por su implicación en el atentado contra un puesto de la Guardia Civil en Somorrostro (Vizcaya) en 1991, en el que resultaron heridas siete personas. Esta es la primera sentencia dictada contra este etarra en España desde que Francia lo entregó temporalmente en julio pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de diciembre de 2003