Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE sigue a tres puntos del PP

Un 27,6% de los votantes socialistas desaprueba la labor de José Luis Rodríguez Zapatero

El Partido Popular tiene una ventaja sobre el PSOE de tres puntos en intención de voto declarada. El 42% de los encuestados afirma que votaría a los populares y un 39% asegura que optaría por los socialistas. Sin embargo, el liderazgo de José Luis Rodríguez Zapatero en el principal partido de la oposición presenta síntomas de debilidad, según se desprende del sondeo de Opina para EL PAÍS. Un porcentaje considerable de votantes socialistas, el 27,6%, no aprueba la gestión del secretario general al frente del PSOE. La proporción de los votantes del PP que critica la tarea del candidato de este partido a la presidencia del Gobierno es sólo del 5,4%. Por otra parte, casi dos tercios de los españoles afirman que las tropas españolas no deben seguir en Irak.

La proporción de los que se identifican como votantes del PP que desaprueban la labor del secretario general del partido y candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, es inferior, incluso, a la de votantes del PP que critica la gestión de José María Aznar al frente del Gobierno, que se eleva al 11,5%.

La intención de voto expresada al PP se mantiene estable desde septiembre pasado, aunque representa una recuperación muy notable respecto a marzo (36%), cuando la oposición a la guerra de Irak estaba en su punto culminante. En aquel momento la intención de voto explícita al PSOE subió hasta el 42%, lo que representaba una ventaja de seis puntos respecto al partido del Gobierno. Ocho meses después, la situación se ha invertido y el PP recupera la cabeza.

En cuanto al resto de los partidos, IU se sitúa en 5,5 puntos (cae uno respecto al pasado septiembre y siete décimas respecto a marzo), CiU consigue cuatro puntos (cae uno y medio sobre septiembre y dos décimas respecto a marzo) y el PNV se sitúa en el 2% (avanza dos décimas sobre septiembre y recupera el nivel de marzo pasado).

El retroceso del PSOE es más llamativo si se tiene en cuenta que la apreciación de los españoles sobre la gestión del Gobierno de José María Aznar no es positiva. La desaprueba más de la mitad de los encuestados, un 50,5%, frente al 41,2% que la considera de forma positiva. La nota media que resulta para el Gobierno, en una escala de cero a 10, es de 4,82.

Aprobación y rechazo

La operación de sustitución de Aznar como candidato a la presidencia del Gobierno parece haberle salido redonda al PP. Frente al rechazo que suscita la acción del Gobierno, la labor de Rajoy obtiene la aprobación del 48,1% de los interrogados, frente a sólo un 39% que aprueba la labor de Rodríguez Zapatero. Además, rechaza la labor de Rajoy el 35,1%, mientras que no se pronuncia un 16,8%. La tarea de Rodríguez Zapatero al frente de la oposición la rechaza el 51,8% y un 9,2% no se pronuncia.

Mientras Rajoy consigue una aprobación masiva entre los votantes del PP (el 82,1% está de acuerdo con su labor, un 5,4% la critica y el 12,5% no se pronuncia), Rodríguez Zapatero encuentra un eco menos positivo entre los votantes del PSOE. El 68,6% se identifica con su gestión, pero un 27,6% la rechaza. Sólo el 3,8% opta por no pronunciarse.

La nota media que los encuestados conceden a cada uno de los dos principales candidatos para las elecciones del próximo mes de marzo es reflejo de estas circunstancias. En la escala de cero a 10, Rajoy consigue un 5,26, y Rodríguez Zapatero, un 4,69.

La nota media de los votantes del PP a quien será su candidato es de 7,3. La nota que conceden los votantes del PSOE al secretario general de este partido es de 6,19. Los votantes del PP otorgan a Rodríguez Zapatero una nota de 3,99, mientras que los del PSOE son un poco más generosos con Rajoy y le conceden un 4,06.

La impresión sobre la situación económica y política es compleja. Los encuestados le dan a la economía una nota de 5,89 (una décima más que en septiembre), pero puntúan con 5,47 su propia situación económica (siete décimas menos que en septiembre). La situación política merece un 4,71, nueve décimas menos que hace tres meses.

La ventaja que el PP disfruta en intención de voto declarada puede parecer contradictoria con la actitud de los encuestados sobre la guerra y la ocupación de Irak, que sigue siendo muy crítica. Cuando se pregunta sobre la situación actual del país, el 83,9% la considera mala, un 11,5 regular y sólo el 1,9% cree que es buena. El 73,2% de los votantes del PP afirma que la situación de Irak es mala.

Que vuelvan los soldados

Sobre la presencia de las tropas españolas en aquel país, el 63,7% cree que no deben permanecer en Irak, mientras que un 28,4% se pronuncia a favor de que continúen con su tarea. A favor de la permanencia de los soldados está el 46,3% de los votantes del PP, un 15,1% de los del PSOE y el 12,1% de los que simpatizan con IU. Sin embargo, una proporción elevada de los votantes del PP, el 42,8%, declara que las tropas españolas no deben permanecer en Irak. La proporción se eleva al 80,8% y al 84,8% entre los votantes del PSOE y de IU, respectivamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de diciembre de 2003