Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite otro presidente de una gestora implicado en el escándalo de los fondos de inversión en EE UU

La presión que está ejerciendo la Fiscalía del Estado de Nueva York contra los ejecutivos de las compañías que han participado en el escándalo de los fondos de inversión se cobra nuevas víctimas. Richard Strong anunciaba que dejaba su puesto de presidente y consejero delegado en la compañía que él mismo fundó en 1974, Strong Financial. El fiscal Eliot Spitzer le acusa de haber participado en operaciones ilegales de compraventa de títulos a través de su filial.

Richard Strong ya dimitió el mes pasado de la presidencia del consejo de administración de Strong Mutual Fund, la filial de Strong Financial que gestiona los fondos de inversión. Al parecer, Strong tenía la intención de deshacerse de la compañía vendiéndola -posee el 80% del capital-, según indicaron fuentes de la compañía, que maneja activos por 43.000 millones de dólares.

Se calcula que Richard Strong habría obtenido unos beneficios personales de 600.000 dólares a través de las operaciones ilegales de compraventa de determinados fondos. Su sucesor al frente de Strong Financial será el antiguo presidente del Royal Bank de Canadá Kenneth Wessels. Entre las cabezas que han caído ya por este fraude masivo en la industria de los fondos de inversión en EE UU están las de Lawrence Lasser (ex jefe ejecutivo y presidente de Putnam Investments), John Carifa (ex presidente de Alliance Capital) y Harold Baxter y Gray Pilgrim (socios fundadores y máximos ejecutivos PBHG Funds).

También el martes, la Fiscalía de Nueva York y la Securities and Exchange Commission (SEC), organismo regulador de los mercados, presentaron cargos civiles contra la compañía Invesco por haber realizado operaciones de market timing (compraventa de títulos tras el cierre de los mercados) ilegales. Y, hace una semana, los reguladores estadounidense presentaban cargos civiles y criminales contra tres altos ejecutivos de la compañía Security Trust por practicar durante más de una década una gestión abusiva de los fondos de inversión a través del grupo de planes de pensión de Canary Capital.

Security Trust dispone de un singular sistema electrónico que le permite procesar a la vez las transacciones entre las compañías gestoras de fondos de inversión y las de planes de pensión. Pequeñas empresas como Canary Capital podían introducirse en la red junto a las grandes gestoras de fondos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de diciembre de 2003