Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Shulamit Hareven, escritora y pacifista israelí

La escritora y pacifista israelí Shulamit Hareven -Varsovia, 1930- ha muerto en Jerusalén tras una larga enfermedad. Miembro de una familia sionista de izquierdas, abandonó en 1940 su Polonia natal y se instaló en Palestina, huyendo de los primeros embates de la tempestad nazi que irrumpió en el corazón de Europa tras la llegada al poder de Adolf Hitler en 1933.

Shulamit se sumó en la Tierra Prometida a la lucha en favor del Estado de Israel; primero, como miembro del servicio médico del ejército clandestino sionista, Hagana, con el que participó en algunas de las principales batallas por la independencia, incluido el asedio de Jerusalén, en 1947 y 1948.

Más tarde continuó en esta lucha desde la Radio Militar Israelí, de la que fue fundadora y en la que trabajó varios años. Shulamit fue una de las primeras locutoras de esta radio, pero también trabajó en ella como corresponsal en el frente de batalla, por ejemplo, durante la guerra del Yom Kippur.

Shulamit Hareven inició su carrera como escritora y lingüista a una edad relativamente tardía, cuando contaba ya 32 años, en 1962, con la publicación de un libro de poemas titulado en inglés Predatory Jerusalem, al que siguieron una veintena de obras más, pertenecientes a todos los géneros. Sus dos creaciones más importantes, Trilogía del desierto y El vocabulario de paz, fueron publicadas en 1996, un año después de que la revista francesa L'Express la designara como una de las 100 mujeres más influyentes del mundo.

Por aquella época, Shulamit Hareven se había convertido ya en la primera mujer de la Academia de la Lengua Hebrea y en una de las más conocidas portavoces del movimiento pacifista Paz Ahora, desde donde apoyó el proceso de diálogo abierto con los palestinos, que culminaron con los Acuerdos de Oslo.

Profundamente comprometida con el diálogo con el mundo árabe, protestó activamente contra la ocupación militar de los territorios palestinos en 1967 y mostró su solidaridad con los refugiados, visitando el campo de Jabalia, en Gaza, uno de los centros de desplazados más importantes y desgarrados del mundo, donde viven cerca de 150.000 personas.

Hace un año y medio, Shulamit Hareven concedió su última entrevista al periódico Haaretz, para quejarse en voz alta por el abuso y manipulación que desde los estamentos oficiales se hace del lenguaje con el objetivo de encubrir o disimular la represión del Ejército en la Intifada. La escritora aseguraba que se estaban "lavando las palabras", en un intento de "no reflejar la realidad".

"Se está hablando de asesinatos selectivos como si se estuviera hablando de matar moscas", aseguró en uno de sus últimos comentarios, quejándose de la manipulación del lenguaje, pero al mismo tiempo de los "asesinatos selectivos", una de las prácticas más controvertidas y polémicas utilizada por el Ejército en su guerra contra los palestinos y que consiste en matar a sus dirigentes con misiles disparados desde helicópteros, sin importar los "daños colaterales".

Su compromiso con la paz es, junto a su obra literaria, el mejor legado que deja a su hija, Gali, también periodista y escritora, y a su esposo, Alouph Hareven, un activista de los derechos humanos, fundador y director de la organización Sikkuy, desde la que se intenta fortalecer el diálogo entre palestinos e israelíes.-

Shulamit Hareven.
Shulamit Hareven.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS