Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | Decimotercera jornada de Liga

Luis Enrique, en el banco

La titularidad de Luis Enrique sigue en punto muerto. Relegado al banquillo en los últimos seis partidos de Liga, desde el pasado 26 de octubre en Mallorca, el capitán del Barça lleva la suplencia en silencio y con resignación. La oportunidad que le brindó Frank Rijkaard el pasado jueves ante el Panionios, en la Copa de la UEFA, fue un fiasco para el jugador. Pese a su experiencia, los nervios le jugaron una mala pasada y agredió a un defensa griego, acción que motivó su expulsión.

Luis Enrique tenía ayer opciones de ocupar el puesto de Ronaldinho en la mediapunta, pero tampoco entró en la alineación de Rijkaard. Eusebio, el ayudante del técnico, argumentó: "El equipo necesitaba todos los efectivos ofensivos, jugadores de área. Luis Enrique tendrá su momento; es un jugador con el que contamos para revitalizar cualquier partido".

De hecho, ayer Luis Enrique suplió a Motta en el minuto 67, pero no logró revolucionar el juego del Barça, que no pudo marcar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de diciembre de 2003