Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FIN DE SEMANA

Cráteres, pólvora y montañas rusas

Originales propuestas para salir los días 6, 7 y 8 de diciembre

Un paseo entre torcas y lagunas por los paisajes kársticos de la serranía de Cuenca. Los ultimos días del año para visitar Terra Mítica, que cierra la temporada el 28 de diciembre. Y cinco lugares donde se celebra de manera especial la fiesta de la Inmaculada.

1 Torcas y agua de lluvia

Los pinares del monte de los Palancares, una meseta caliza a 20 kilómetros al sureste de Cuenca, esconden un sorprendente espacio geológico con cráteres de hasta 90 metros de profundidad y casi un kilómetro de diámetro. ¿Volcanes extintos? ¿Impactos de meteoritos? En realidad se trata de un magnífico ejemplo de paisaje kárstico: gigantescos sumideros creados por la lenta y tenaz disolución de las rocas sedimentarias por el agua de lluvia, un proceso que comenzó hace más de 80 millones de años, al final de la era de los dinosaurios.

Alrededor de 30 torcas -la más impresionante es la torca del Lobo- integran el complejo. Se puede acceder en coche hasta el aparcamiento que hay junto a la torca del Agua, de donde arranca un sendero de ocho kilómetros que recorre todo el conjunto. Desde la de la Novia parte una pista forestal hacia las lagunas de Cañada del Hoyo, complejo lacustre formado por siete torcas anegadas, con aguas que cambian de colores a lo largo del año, del blanco lechoso al verde intenso.

- Cómo ir: desde Cuenca, por la N-420 hacia Teruel, tomando el primer desvío en Mohorte. Oficina de turismo de Cuenca: 969 23 21 19.

2 Benidorm y Valencia

El 28 diciembre, Terra Mítica cerrará sus puertas hasta la primavera. Hasta entonces, el parque temático de Benidorm abre sólo los fines de semana, incluidos los tres días de la Constitución. Además, se podrá visitar junto con L'Oceanogràfic de Valencia gracias a una entrada combinada válida para dos días (45 euros; niños, 32 euros).

- Información: 902 02 02 20.

3 Cinco fiestas de diciembre

El 8 de diciembre, día de la Inmaculada, pone punto final al ciclo festivo del otoño con decenas de celebraciones en toda España. Por ejemplo, en Holguera y Torrejoncillo (Cáceres): durante la Encamisá, decenas de jinetes cubiertos con lienzos blancos recorren a caballo las calles entre atronadoras salvas de escopeta. La pólvora también correrá con abundancia en Yecla (Murcia), donde más de 500 arcabuceros disparan sus armas sin interrupción durante cuatro días (del 5 al 8 de diciembre). En Martos (Jaén), la Inmaculada coincide con la fiesta de la aceituna, cuando empieza la recolección del fruto (la celebración incluye flamenco y reparto de la comida que llevan los jornaleros al campo). Y en Monforte del Cid (Alicante) desfilan comparsas de moros y cristianos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 2003