Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los hijos ocultos de Lindberg

El ADN revela que el aviador tuvo familia en Alemania

Los afectados no necesitaban confirmación: lo sabían. Desde ayer, cuando se conoció el resultado de un test genético, es de dominio público. El mítico aviador estadounidense Charles Lindbergh, el primero que cruzó el Atlántico en un avión en 1927, tuvo al menos tres hijos extramatrimoniales en Alemania. Son Astrid Bouteill, de 43 años, y sus hermanos Dyrk y David Hesshaimer, de 45 y 36 años. Su madre, Brigitte, una sombrerera de Múnich fallecida en 2001, nunca quiso que se supiera el secreto mientras viviera.

"Como periodista, uno encuentra gente que narra historias difíciles de creer. A veces resultan ciertas", recordaba ayer Gerd Kröncke, el redactor del Süddeutsche Zeitung que en agosto pasado reveló este capítulo de la vida de Charles Lindbergh. La relación duró 17 años, entre 1957 y 1974. Un verdadero matrimonio paralelo. Aunque sólo los visitaba ocasionalmente y ante sus hijos se identificaba como Clareu Kent, un centenar de cartas de amor a Brigitte e infinidad de entrañables recuerdos de sus hijos atestiguan que Lindbergh los quiso muchísimo.

Sólo que en Estados Unidos el aviador estaba casado con la escritora Anne Morow, con quien tuvo cinco hijos. Uno de ellos, Charles August Jr., fue secuestrado y asesinado en 1932. Cinco años antes, el 21 de mayo de 1927, Lindbergh había aterrizado con su Spirit of St. Louis en el aeropuerto parisino de Le Bourget. Aquellas 33 horas de hazaña transatlántica lo convirtieron en un personaje público. Idolatrado primero, vituperado luego (cuando coqueteó con los nazis durante la Segunda Guerra Mundial), y rehabilitado finalmente por el presidente Eisenhower.

De su vida paralela al otro lado del Atlántico, nadie supo, ni siquiera su ilustre biógrafo, A. Scott Berg, quien al principio no dio crédito alguno Süddeutsche Zeitung. Y es que en tantos años (Lindbergh murió en 1974, a los 72 años) ya muchos habían dicho ser su hijo. Pero esta vez resultó cierto y ambas familias, la de Estados Unidos y la de Alemania, ya han mantenido primeros encuentros.

Puede que incluso haya una tercer núcleo familiar: Lindbergh, al parecer, tuvo también dos hijos más con la hermana mayor de Brigitte, Marietta Hesshaimer, quien hoy vive en Suiza y no ha querido dar a conocer su historia. La de su hermana y sus tres hijos, en cambio, pronto se podrá consultar. Astrid Bouteill y sus hermanos publicarán un libro el próximo año, y también se anuncia ya una película. "Esta es la confirmación de que las historias de amor entre la vieja y la nueva Europa todavía existen", dijo ayer Astrid, ya hija de Lindberg gracias a una prueba de ADN.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de noviembre de 2003