El temporal deja a más de 1.000 alumnos sin clases, amarra la flota y corta varias carreteras

El río Guadalete se desborda en la barriada de El Portal de Jerez

El temporal de lluvia y viento que azotó ayer a la región provocó el cierre de varios colegios en la provincia de Cádiz y dejó sin clases a más de un millar de alumnos. La alerta meteorológica obligó al regreso a puerto y amarre de la mayor parte de la flota en Huelva, Cádiz y el Campo de Gibraltar. La provincia de Cádiz fue la más afectada por las inundaciones, con varios desalojos de viviendas y de un polígono industrial en una pedanía de Jerez, cuatro carreteras cortadas y seis más con problemas de tráfico. Ayer por la noche diluviaba en el Valle del Guadalhorce, en Málaga.

Protección Civil mantuvo hasta ayer por la noche la alerta en la provincia de Cádiz por fuertes lluvias, sobre todo en el área de la Bahía (Chiclana, Puerto Real, Cádiz, San Fernando y El Puerto de Santa María). Las lluvias fueron constantes durante toda la jornada y se espera que las precipitaciones superen los 100 litros por metro cuadrado.

Más de mil alumnos se vieron afectados por las inclemencias meteorológicas. El colegio público Carlos III de Cádiz tuvo que suspender sus clases por inundaciones en los patios interiores. Además, el agua que se concentraba a las puertas del centro impidió la entrada de los escolares. Los alumnos del instituto Las Banderas de El Puerto tampoco asistieron a clase por la inundación de sus patios y por las cantidades de agua que se acumularon en los techos del centro. Otros dos colegios, el Inmaculada (Cádiz) y el del Poblado de Doña Blanca (El Puerto de Santa María) también se vieron afectados y los alumnos tuvieron muchas dificultades al entrar, si bien las clases no fueron suspendidas.

Mientras que las zonas del Campo de Gibraltar y la Sierra fueron las menos perjudicadas por el temporal, los bomberos tuvieron que hacer unas 130 salidas, la mayoría de ellas (alrededor de 60) en El Puerto de Santa María. En esa localidad, en sólo cuatro minutos, entre las 8.51 y las 8.55, hicieron 11 intervenciones para achicar viviendas e incluso para rescatar a personas que habían quedado atrapadas en sus propias casas o en sus coches. El temporal también derrumbó parte de un muro de 12 metros que protege la playa gaditana de Santa María del Mar.

Olas de dos metros

Toda la flota pesquera permaneció amarrada a puerto y no pudo salir a faenar. Ayer se registraron vientos de Levante con fuerza cuatro a cinco y olas de hasta dos metros. Un velero que había salido a navegar tuvo que ser rescatado, y finalmente quedó atracado en el puerto de Barbate. Cuatro carreteras de la provincia tuvieron que cortarse (la A-390, la CAP-4022, la CA-9024 y la CA-201), y los vehículos sufrieron retenciones de una hora para acceder a Cádiz debido a la acumulación de una bolsa de agua en la entrada de un metro de altura.

En Jerez, el aguacero fue especialmente intenso durante la madrugada. Efectivos municipales permanecieron toda la jornada trabajando en la barriada Vallesequillo II, donde 36 familias estuvieron atrapadas en sus viviendas durante horas, ya que en la calle había un metro de agua en algunos puntos. Otras 40 familias fueron desalojadas en la barriada de La Liberación. El río Guadalete terminó por salirse de su cauce a la altura de la barriada de El Portal, provocando el corte de la CA-201. El temporal provocó colapsos de tráfico en la ciudad y retenciones en la A-382, Jerez-Arcos. Grandes bolsas de agua obligaban a extremar la precaución también en la autopista A-4 a su paso por Jerez, mientras que otras carreteras secundarias, como la CAP-4011, Jerez-Gibalbín, sufrieron cortes intermitentes.

Un trabajador intenta desatascar un desagüe en una calle del polígono El Portal, en Jerez.
Un trabajador intenta desatascar un desagüe en una calle del polígono El Portal, en Jerez.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS