Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quintana releva a Beiras al frente del BNG con el apoyo del 70%

El líder saliente asume la presidencia de la organización nacionalista

El senador Anxo Quintana, de 44 años, salió ayer triunfante en la pugna por suceder a Xosé Manuel Beiras en el liderazgo del Bloque Nacionalista Galego (BNG) con un masivo respaldo de las bases del partido. Quintana obtuvo más del 70% de los votos entre los 2.300 militantes que participaron en la XI Asamblea, convocada para sustituir a Beiras como candidato a la presidencia de la Xunta y como portavoz nacional, el máximo cargo orgánico. Beiras, que llevaba 18 años encabezando las listas electorales de la organización, será el nuevo presidente del BNG, con funciones de "arbitraje y representación".

Pese a la constatación de un cierto voto de castigo a las tesis oficialistas, los resultados de la asamblea suponen un claro respaldo para Quintana y el núcleo dirigente del BNG en las últimas dos décadas, que había apostado sin fisuras por el senador y número dos de la ejecutiva saliente como relevo de Beiras. El triunfo de las tesis oficiales es más llamativo por la alta participación en la asamblea, la mayor en la historia del BNG. La contienda resultó equiparable a unas elecciones primarias, ya que todos los militantes tenían derecho a voto.

Quintana partía con todo a su favor tras recibir el apoyo de las principales fuerzas políticas que integran el BNG, empezando por la mayoritaria Unión do Pobo Galego (UPG), que seguirá copando una buena parte del aparato. El propio Beiras, que en los últimos años había mantenido tensas relaciones con la UPG, una formación de origen comunista, prestó también su decidido respaldo a Anxo Quintana, quien no está integrado en ninguna de las corrientes organizadas del BNG. Pese a todo, reinaba cierta incertidumbre sobre el grado de apoyo a los sectores críticos, que se medían al oficialismo en dos frentes y que aspiraban al menos a superar el 30% de los apoyos.

Nogueira, el 22,3%

El triunfo más inequívoco de Quintana fue en la elección del candidato nacionalista para las próximas elecciones autonómicas, puesto al que aspiraba también el eurodiputado Camilo Nogueira. Los resultados de Nogueira estuvieron por debajo de las expectativas, ya que sólo recibió el apoyo del 22,3% de la militancia, frente al 75% de Quintana. Menos satisfactoria para el nuevo líder fue la elección del Consello Nacional, máximo órgano decisorio. Ahí se medían dos candidaturas, la que encabezaban Beiras, como presidente, y Quintana, como portavoz nacional, y la abanderada por Roberto Mera, un grupo ajeno a las corrientes tradicionales y muy crítico con la dirección, a la que acusaba de instalarse en el "resistencialismo" y de actuar con "beligerancia contra los discrepantes". Mera, concejal de Ponteareas (Pontevedra), de 32 años, había sido la gran sorpresa de la anterior asamblea, celebrada hace año y medio, cuando obtuvo el 27% de los votos frente a toda la dirección. Ayer, pese a la mayor participación de la militancia y a los esfuerzos del sector oficial por desacreditar a los críticos con ataques muy duros, el grupo de Mera consolidó su posición, superó el 28% y, gracias al reparto proporcional de cargos, se hizo con 14 de los 50 puestos del Consello Nacional, en el que será la segunda corriente más representada.

Quintana, que labró su prestigio como alcalde de Allariz (Ourense), un modelo de gestión para el BNG en toda Galicia, afrontará su primera prueba hoy mismo, cuando se reanuden las negociaciones con el PSOE para intentar salvar los pactos municipales, que los nacionalistas habían dado por rotos tras la quiebra del gobierno de coalición en el Ayuntamiento de Vigo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de noviembre de 2003