Crítica:EMOCIONA!!!JAZZ
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Largo aliento

Conciertazo. Wolfram, Chisholm, Penman y Rückert: quizá sus apellidos no resulten fáciles de retener, pero seguro que nadie olvidará la música que regalaron en Emociona!!!Jazz. Wofram dejó claro que no es de los que escriben los temas en una servilleta de papel mientras esperan el café. Sus composiciones, pujantes y punzantes, de aliento largo y profundo, parecieron series de atmósferas dispares deslizándose sobre transiciones calculadas al milímetro.

Exigente por naturaleza, el trombonista alemán fue también a por matrícula como improvisador. Encelado con las varas, en esa otra faceta trinó, ululó, bromeó y abroncó en varios dialectos que se creían perdidos. A veces recordó la sonoridad noble y pulida de J. J. Johnson; otras, a los monólogos algo apesadumbrados de Bob Brookmeyer, y, por fin, al temperamento experimental de su compatriota Albert Mangelsdorff. Como éste último, recurrió a la bifonía y a la sordina wah wah con resultados óptimos, pero aún mejor sonó su trabajo en común con el formidable saxofonista alto Hayden Chisholm: prodigio de sincronización poética que el batería Jochen Rückert sancionó con gesto seguro. Tan concentrado como sus compañeros, el contrabajista Matt Penman lo arropó todo con un satén suave pero tan resistente que hubiera servido para descolgarse de su celda al preso más gordo de cualquier penal.

Nils Wogram 'Root 70'

Nils Wogram (trombón), Hayden Chisholm (saxo alto y clarinete bajo), Matt Penman (contrabajo) y Jochen Rückert (batería). La Abadía. Madrid, 11 de noviembre.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción