Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ramírez asegura que Barrientos prepara la entrada de la ex alcaldesa en su gobierno

La crisis de Estepona amenaza con enrarecer la relación entre los máximos dirigentes del PP y el PSOE en la provincia de Málaga. Joaquín Ramírez, presidente popular, calificó ayer de "vileza y oportunismo" las palabras de Barrientos y Bustinduy en su rueda de prensa: "Los dos saben muy bien que es totalmente falso lo que insuinúan". El dirigente del PP comparó a Rosa Díez con Bartolín y añadió que "al PSOE le vendría muy bien para componer un nuevo gobierno en el que podría prescindir del incómodo acuerdo con el PES [Partido Estepona, formado por antiguos miembros del GIL], y formar uno nuevo con PA, IU y la transfuga Rosa Díez". La secretaria general del PP de Málaga, Mariví Romero, se mostró "indignada" por la actitud de Bustinduy "que apoya las declaraciones de una persona calumniando a otra sin pruebas".

Ramírez añadió que Rosa Díez "ha permanecido en el PP mientras ha tenido cargos importantes; si tiene pruebas de todo lo que está diciendo, que vaya a la Fiscalía y lo demuestre". El presidente provincial del PP dijo que no tiene interés privado alguno, que ha ido renovando su partido en diferentes localidades y que ya en Alhaurín, en Vélez Málaga o en otros lugares ha habido reacciones de quienes no saben encontrar una salida digna". Y reiteró que está ultimando una querella que presentará contra la ex alcaldesa de Estepona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de noviembre de 2003