Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de ladrones roba por el procedimiento del butrón un almacén de electrodomésticos de Getafe

La inminente llegada de las navidades ha motivado un aumento de los robos en los establecimientos de telefonía, joyería y materiales electrónicos. Uno de los últimos se produjo el miércoles pasado en el almacén de electrodomésticos Urende de Getafe, donde un grupo de ladrones aprovechó la noche para practicar un butrón y hacerse con pantallas de plasma, televisores y otros objetos similares por valor de unos 100.000 euros, según comentaron fuentes policiales.

La sorpresa llegó cuando los empleados fueron a la mañana siguiente al local. Éste se encuentra en la carretera que une Leganés y Getafe, cerca de una estación de servicio y del hospital getafense. Se caracteriza por ser una zona muy solitaria y sin movimiento de vehículos durante la noche, lo que facilita que fuera asaltada sin levantar la sospecha de nadie. Además, el local carece de sistemas de seguridad como alarma o cámaras de videovigilancia, y tampoco tiene guardas de seguridad que vigilen la nave industrial, según explicaron fuentes policiales.

Los ladrones habían abierto un agujero en uno de laterales de la nave, desde el que accedieron al interior de la exposición. Desde allí, y con un camión de pequeñas proporciones, comenzaron a vaciar la nave con total tranquilidad, dada la falta de vigilancia. "Debió de ser un robo rápido, ya que, con todo el tiempo de que disponían, podían haber dejado el local totalmente vacío", señalaron fuentes de la investigación.

La mala suerte hizo que también parte de la pared donde los ladrones practicaron el butrón cayera sobre parte de la exposición,lo que estropeó el material que allí se exhibía. Los asaltantes se centraron en pantallas informáticas de plasma, que ahora son las más demandadas por los peristas con vistas a las navidades. También robaron televisores y otros aparatos de electrónica, siempre según fuentes policiales.

Los ladrones huyeron a la carrera del lugar, según deduce la policía, ya que dejaron abandonados un pico y otras herramientas que utilizaron para abrir el butrón. Los responsables de la tienda de electrodomésticos avisaron por la mañana a la policía, que envió hasta el lugar a agentes de Policía Científica. Éstos buscaron en la zona huellas de los asaltantes y si, por la forma de abrir el agujero, pudiera tratarse de algún delincuente ya fichado.

Los directivos de Urende en Getafe denunciaron ayer los hechos y presentaron la relación de todos los objetos robados. El coste es de unos 100.000 euros. Este periódico intentó contactar ayer, sin éxito, con los directivos de este almacén de electrodomésticos.

Un robo similar se produjo el pasado mes de julio en otro gran almacén de electrodomésticos de la zona comercial de Parque Oeste, en Alcorcón, cuando siete encapuchados maniataron, pistola en mano, al vigilante de la tienda Boulanger. Los encargados de la tienda no supieron precisar entonces el valor de lo sustraído, pero calificaron el robo de "muy importante".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de noviembre de 2003