Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Pérez asegura que la crisis del cine es de crecimiento

El nuevo presidente de la FAPAE dice que no ha venido a "administrar una ruina"

"No he venido a administrar una ruina". La frase del nuevo presidente de la Federación de Asociaciones de Productoras Audiovisuales de España (FAPAE), Pedro Pérez, resume la filosofía de su mandato. En su primera comparecencia ante la prensa, el responsable de los productores, nombrado hace apenas una semana, quiso transmitir un mensaje de optimismo a pesar de los datos negativos que rodean a la industria cinematográfica española y la alerta lanzada por su predecesor en el cargo, Eduardo Campoy, quien aseguró que "una bomba está a punto de estallar". "Pues a mí me toca desactivarla", aseguró Pedro Pérez, quien achacó la situación de crisis del cine a su crecimiento. "La palabra lamento y crisis van a desaparecer de nuestro vocabulario", añadió el responsable de los productores.

Pérez, que ya ocupó la presidencia de la FAPAE desde 1993 hasta principios de 1997, mostró su satisfacción por el "excelente" momento que atraviesa la creación cinematográfica en nuestro país a pesar de una industria que no acaba de consolidarse. "Lo malo sería que sucediera lo contrario", dijo.

Según los datos que aportaron los directivos de la FAPAE, facilitados por el Ministerio de Educación y Cultura, la cuota de mercado del cine español a fecha de 3o de septiembre es de un 15,3%, cifra que Pedro Pérez consideró correcta, aunque "podríamos aspirar a más". "No quiero pecar de exceso de optimismo, pero creo que se ha acabado un ciclo y ahora comienza otro. Hay factores muy positivos y creo que en 2004 brindaremos por el gozo y el éxito del cine español".

Pérez presentará en la junta directiva de la FAPAE que se celebrará en noviembre las líneas programáticas de su mandato, que desempeñará por un mínimo de dos años. Aunque ayer no quiso profundizar en ellas, alegando que todas están en un proceso de estudio, sí adelantó que el consenso en la industria será una de sus principales prioridades. Ya ha empezado los contactos con los distintos sectores -distribuidores, exhibidores, actores, directores- y ha mantenido sus primeras conversaciones de trabajo con la ministra de Educación y Cultura, Pilar del Castillo, y el de Ciencia y Tecnología, Juan Costa. El aumento del Fondo Nacional de la Cinematografía, vital para saldar las deudas contraídas con los productores que, a fecha de hoy, alcanzan unos 34 millones de euros, y para facilitar las ayudas que se contraerán a partir de 2004, y la publicación del decreto que regula la inversión del 5% de las televisiones son los dos aspectos fundamentales que tendrá que negociar el presidente de la FAPAE con los dos ministerios citados.

Pérez apuntó para salir de la situación que atraviesa el sector audiovisual en España, por una parte, un cambio en las estructuras de financiación del cine, con importantes desgravaciones fiscales -"hay que conseguir que el capital vea un atractivo y una rentabilidad en nuestro cine"- y, por otra, la creación de un organismo independiente que englobe a todos los sectores de la industria. "El cine es una bicicleta que está en marcha y en la que no podemos dejar de pedalear".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de octubre de 2003