Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN MADRID

Aguirre garantiza a los empresarios que serán su "niña mimada" si gana

El PP pide el voto a la patronal y le promete que no subirá los impuestos

"Todos sabemos dónde se genera el empleo: en el comercio, en la industria, en las empresas. Por eso, para nosotros seréis siempre la niña mimada". Con estas palabras tranquilizadoras dirigidas a los empresarios terminó ayer su intervención la candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en un encuentro con la patronal madrileña al que también asistió el vicepresidente y ministro de Economía, Rodrigo Rato. Ambos pidieron a los empresarios que voten al PP y a cambio les prometieron no subir los impuestos.

Las promesas electorales de Aguirre ante la junta de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) se revelaron finalmente un tanto innecesarias, a juzgar por las intervenciones de los empresarios en el coloquio posterior. Todos iniciaron sus preguntas a la candidata garantizándole su apoyo y expresando su deseo de que el PP gane los comicios. Y el presidente de la patronal madrileña, Gerardo Díaz Ferrán, lo dejó claro en su discurso de bienvenida: "Es sabido que valoramos muy positivamente los años de gobierno del PP. Los que creamos empleo somos los empresarios, pero para hacerlo necesitamos que se den ciertas condiciones. Si gana Esperanza Aguirre, esas condiciones seguirán existiendo".

Las intervenciones de Aguirre y Rato -y la del candidato del PP en las elecciones catalanas, Josep Piqué, que abrió el acto y se fue antes de que terminara- giraron en torno a una idea: con un Gobierno de la "coalición vergonzante" PSOE-IU el empleo peligra, porque "sólo el PP sabe generar las condiciones" para que la "sociedad" cree puestos de trabajo. Aguirre resumió esas condiciones: "Bajar los impuestos, reducir el peso del sector público en el producto interior bruto y mantener el déficit cero [gastar lo mismo que se ingresa]". Y anunció: "Si gobierno, la economía de Madrid seguirá en la senda virtuosa de los últimos años. Y, mientras yo sea presidenta, los impuestos no subirán".

Impuesto de sucesiones

Para ejemplificar ese compromiso, la candidata recordó que el PP ha prometido suprimir el impuesto de sucesiones porque "desincentiva a muchos empresarios, que no invierten por miedo a que después el Estado grave a sus hijos [cuando reciban la herencia]. Y a continuación hizo un auténtico repaso a su programa electoral, alegando que la seguridad ciudadana, la educación, las infraestructuras, la justicia y el medio ambiente son cosas que "afectan a los empresarios".

Aguirre, que en esta campaña se ha hecho acompañar cada día por un ministro distinto, recibió esta vez el apoyo de Rodrigo Rato: "Esperanza cuenta con vosotros para crear 225.000 empleos", recordó éste a los empresarios. El ministro de Economía afirmó que PSOE e IU han elegido el "mal camino de la demagogia" y les reprochó especialmente la "campaña de injurias que han desatado contra el sector de la construcción".

Según Rato, los constructores han "conseguido que el 84% de las familias madrileñas sean propietarias y que las familias sean el doble de ricas" que cuando gobernaba el PSOE. "En términos netos, es decir, descontando lo que deben", aclaró.

Todos los asistentes -dirigentes del PP y miembros de la patronal- se mostraron a favor de una política netamente "liberalizadora" y "no intervencionista". "Madrid no debe ser pionera en una sociedad subvencionada y protegida, sino en una sociedad dinámica", resumió Rato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de octubre de 2003