Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ACTIVIDAD / FRANQUICIAS

Las marcas más activas

El 23,5% de las firmas piensa exportar su concepto de negocio

Un 23,5% de las franquicias españolas tiene planes de exportar su concepto de negocio al extranjero durante este próximo año, y la mayor parte de ellas pertenece a los sectores de hostelería, restauración y moda-confección. En cuanto a los destinos favoritos son Europa del Este y países del lejano Oriente, como China, Japón o Indonesia.

El motivo fundamental de esta próxima salida a los mercados orientales se justifica por la situación de incertidumbre política y económica que se cierne sobre buena parte de Latinoamérica, según Barbadillo & Asociados, asesores en franquicia. El sector de confección es uno de los más lanzados a abrirse al exterior.

El sector de la confección es uno de los más proclives a salir al exterior: Adolfo Domínguez ha anunciado que Pekín será su próximo destino

La firma Adolfo Domínguez ha anunciado que Pekín será su próximo destino. Allí tiene previsto abrir su primera tienda de un total de cinco en colaboración con un socio local, la empresa Hua Yi Shang Lai. La empresa tiene 241 tiendas en total, de las que 46 están en el extranjero y 12 de ellas son franquiciadas.

Otro caso es el de Mango, que ocupa el duodécimo lugar en el ranking por facturación, con 264 millones de euros en 2002, y que tiene unos planes de expansión que incluyen la apertura de 90 o 100 tiendas al año fuera de España. Los destinos elegidos, según palabras de Isak Halfon, director de expansión internacional de la empresa, "son países del Este, como Rusia, donde ya tenemos 14 tiendas y que ha resultado ser un mercado emergente; Extremo Oriente, Japón, Taiwan, China, y también pensamos en Australia y en otras zonas". En España, sin embargo, la empresa no tiene previsto abrir apenas tiendas, puesto que "el mercado está saturado y, salvo en ocasiones puntuales, no tenemos grandes planes", explica Halfon. El éxito de la cadena se basa en "un trabajo marcado por el entusiasmo; es nuestra vida, mucha autocrítica, la toma rápida de decisiones, y para el franquiciado el hecho de que sólo paga lo que vende, evitándole almacenamientos que luego no hay quien saque a flote", afirma Halfon. "El perfil que buscamos es muy concreto; nuestros franquiciados han de ser personas de la moda, que sepan del sector". El 80% del producto destinado a exportación es igual que el nacional, si bien se añaden minicambios adaptados a los gustos de cada país.

Pronovias también prefiere ir fuera a vender. La empresa, a través de tiendas multimarca, prevé abrir en tres años 1.500 nuevos puntos de venta distribuidos en Europa, Norteamérica y Asia, zonas donde ya dispone de tiendas.

En sentido contrario, la cadena de material de oficina Office 1 acaba de anunciar que iniciará su expansión en España bajo el sistema de franquicias. Office 1 tiene ya cinco tiendas operativas en Madrid. Según explica Pedro Echeguren, director general de la marca, "la inversión inicial para la puesta en marcha de una de nuestras franquicias ronda los 60.000 euros, dependiendo del estado del local. La dimensión ideal oscila entre 50 y 100 metros cuadrados en poblaciones con un tejido empresarial de unas 2.000 empresas y profesionales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de octubre de 2003