Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CEAM y la Universidad de Alicante prevén un frente de precipitaciones torrenciales

Castellón y Valencia son las áreas en máxima situación de riesgo entre hoy y mañana

El Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM) y el Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante prevén fuertes lluvias en la Comunidad Valenciana a lo largo de la jornadas de hoy y mañana. Según esta predicción, fundamentada en un embolsamiento de aire frío (-20 grados) a 5.500 metros de altitud y la llegada de un frente de retroceso hasta la costa, se puede producir una perturbación cuya evolución pudiera resultar "explosiva" en el norte de la Comunidad Valenciana, "si bien las matizaciones en la territorialización del pronóstico son susceptibles de variación"

Para el Meteorológico es acientífico decir que lloverá mucho con la información disponible

El CEAM confirmó ayer la existencia de un embolsamiento de aire frío en la altitud y una situación de bloqueo en Omega de una área anticiclónica en el Mar del Norte, lo que suponía en superficie un flujo de viento de levante prolongado sobre el Mediterráneo, así como la llegada de un frente de retroceso hasta la costa. La evolución de esta perturbación, calificada de peligrosa, podía establecer en su ramal ascendente delantero "un campo de difluencia en altitud sobre el Este y Nordeste peninsular, que al combinarse con el largo y húmedo flujo de levante en superficie", entre Tarragona y el norte de Castellón, "podría ser explosivo en esta zona en concreto en cuanto a poder causar precipitaciones violentas", aunque también en el resto de la Comunidad Valenciana serían probables "precipitaciones muy fuertes de forma más localizada".

El responsable del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante, Jorge Olcina, alertó ayer de "riesgo de gota fría", que comienza esta tarde y se prolongará hasta el mediodía del sábado, con especial incidencia en la provincia de Castellón y el norte de Valencia. En cualquier caso, la intensidad de las precipitaciones no se podrá predecir ni siquiera una hora antes de estallar la tormenta. Según Olcina, se trata de un fenómeno meteorológico provocado por la bolsa de aire frío, donde se alcanza una temperatura de 24 grados bajo cero, instalada en el Golfo de Cádiz y que en contacto con el Mediterráneo -donde la temperatura actual del agua es de 24 grados- favorece la formación de densas nubes, que descargarán precipitaciones "muy abundantes".

El Centro Meteorológico de Valencia ya anunció el martes la posibilidad de lluvias intensas para mañana y pasado. Sin embargo, ayer esta entidad no podía precisar mucho más que durante estos dos días la Comunidad Valenciana iba a ser atravesada por un frente inestable de oeste a este: "decir con la información que hay que lloverá muchísimo es acientífico", aseguraron. Fuentes del centro, que utiliza un modelo inglés de predicción distinto del sinóptico del CEAM, señalaban que aún no se podía detallar el lugar donde se concentrarán las lluvias ni si serán intensas o se asemejarán a las caídas los últimos días, aunque, de producirse, comenzarían hoy por la tarde. En todo caso negaron que se tratara de un episodio de gota fría. Mucho más claro parecen estar las previsiones a partir del viernes. Mañana remitirán las lluvias según avance el día y se abrirán claros de cara al fin de semana, que presentará un tiempo más apacible y estable.

Por su parte, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), José María González Ortea, lanzó un mensaje de tranquilidad al asegurar que el órgano dispone de 123 puntos de análisis que proporcionan, en tiempo real, el volumen de agua caído y los niveles que alcanzan los embalses y ríos para activar de manera inmediata los protocolos de actuación ante amenaza de inundaciones.

La Generalitat decretó ayer la Preemergencia por temporal marítimo en toda la Comunidad Valenciana en previsión por el mar de fondo del nordeste de tres metros esperado para hoy. En Castellón, los más de treinta barcos de cerco no salieron a faenar ya en la noche del martes. Algunos de ellos optaron por intentar adentrarse en el mar, pero regresaron al puerto horas después. Durante el día de ayer, la mayor parte de la flota pesquera castellonense salió al mar.

La lluvia apareció en Castellón alrededor de las 17.30. A la limpieza de acequias y barrancos durante el pasado mes de septiembre, se han unido los trabajos que se están ejecutando en las acequias afectadas por las obras de los accesos al puerto de Castellón. Estas acequias se encuentran principalmente en la Partida Patos y las brigadas están procediendo a su limpieza. Dichas acequias desembocan en los tornillos de Arquímedes dispuestos por todo el marjal castellonense que, desde el lunes, trabajan sin descanso para evacuar agua.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2003