Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Academia elige 'Soldados de Salamina' para optar al Oscar

David Trueba se muestra feliz pero pesimista

La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas eligió ayer Soldados de Salamina como la película española que competirá con otras 40 cintas mundiales para optar al Oscar al mejor filme extranjero. Diez años después del triunfo de Belle époque, de Fernando Trueba, su hermano David tratará de repetir éxito. El director compareció ante la prensa "contento por el regalo", pero se mostró poco optimista: "Nunca me veo ganando nada".

Soldados de Salamina, película inspirada en la novela de Javier Cercas, superó (aunque el notario no dijo por cuánto) a las otras dos películas preseleccionadas en la primera votación, Hotel Danubio, de Giménez Rico, y Al sur de Granada, de Fernando Colomo.

El productor de Soldados de Salamina, Andrés Vicente Gómez, asistió a la proclamación de la candidatura en la SGAE y la celebró con un eufórico apretón de manos con la jefa de ventas internacionales de Lola Films. La nominación supone siempre una inyección de taquilla para la película, que siete meses después de su estreno sigue en cartel en Madrid, Barcelona, Valencia y Girona y ha recaudado unos 2,5 millones de euros.

Pero el camino hasta la gala de los Oscar no será fácil. La candidata española tendrá que competir en Estados Unidos con unas 40 películas extranjeras más para poder jugarse la estatuilla con cuatro finalistas más. Quizá por eso, Gómez y Trueba celebraron con bastante contención y cautela la decisión de sus compañeros de oficio.

El productor recordó que ahora hay "poco más que hacer" salvo esperar la decisión de los dos comités voluntarios de académicos estadounidenses, cada uno de los cuales, explicó, debe ver 20 películas y poner sus notas. Si el promedio está entre los cinco mejores, la película se declara entonces candidata al Oscar, y ése será el momento de empezar a promocionar el filme entre los académicos con derecho a voto(finales de enero). Andrés Vicente Gómez dijo que necesitará asesorarse bien sobre el proceso porque desde que ganó Belle époque (de la que fue también productor), las cosas han cambiado mucho en Hollywood: "Ha cambiado el método de elección, las leyes, y todo". Trueba dijo en broma que confía en que su hermano mayor le explique "cómo se gana un Oscar", pero mientras tanto considera "un regalo maravilloso" poder optar a optar. "No me imagino con el Oscar en la mano", añadió, "pero tampoco me imaginaba que hoy estaría aquí. No tengo mucha imaginación, y más que pesimista soy fatalista".

"Hacer una película es más difícil que ganar un premio", afirmó luego. "Y aún más lo es que te guste a ti y le guste a tu familia, sobre todo si es tan amplia como la mía". De todos modos, Trueba espera que Hollywood entienda bien la película protagonizada por Ariadna Gil, Joan Dalmau (el perfecto soldado Miralles), Ramon Fontseré (el falangista Sánchez Mazas) y María Botto (la amiga lesbiana de la escritora y periodista que interpreta Gil). "Supongo que la entenderán como en los festivales donde se ha proyectado. La experiencia en Cannes y Copenhague es que la gente no sabe bien todos los detalles de la Guerra Civil, pero comprende que una periodista busque el pasado de su país y el suyo a la vez. Su angustia es saber cómo se alimenta la ficción con la vida, cómo mancha la vida lo que uno escribe".

"Nunca me coloco en la situación de ganar", concluyó Trueba. "Y seguro que las otras películas elegidas en sus países serán buenísimas [Italia ha selecionado No tengo miedo, de Salvatores, protagonizada por Aitana Sánchez-Gijón]. Pero si me eligen pasaré del fatalismo al pesimismo rotundo y esperaré angustiado la ceremonia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de octubre de 2003