El PP dice que Maragall reinventa el proyecto de los 'països catalans'

La oposición cree que pretende "crispar" y comprometer a Camps

En el preámbulo de la pregunta los populares se despachan a gusto, en lo que los portavoces de la oposición calificaron de "insultos" y "juicios de valor" contrarios al Reglamento de las Cortes. La oposición cree que la pregunta "crispa" y reaviva un anticatalanismo que ya parecía olvidado, al tiempo que pone en un compromiso a Camps.

El largo preámbulo de la pregunta tramitada ayer con la firma del portavoz popular, Serafín Castellano, señala que ante el proyecto de crear una comisión especial de estudio para la reforma del Estatuto valenciano es "conveniente" que la Cámara conozca el criterio del presidente sobre el proyecto de crear una macrorregión lanzado por el líder del PSC, Pasqual Maragall.

"Dicha macrorregión, que pretende reinventar la antigua Corona de Aragón, en el fondo no es otra cosa que el trasnochado e inconstitucional proyecto catalanista de 'els països catalans'. Desde el Grupo Popular consideramos que los planteamientos de Pascual Maragall atentan contra la soberanía del pueblo valenciano ya que ignoran su historia y no respetan su derecho al autogobierno reconocido en la Constitución de 1978", añade el preámbulo, que atribuye al proyecto del líder socialista catalán un intento de "convertir la Comunidad Valenciana en un apéndice de Cataluña".

A continuación los populares muestran su "preocupación" por que los grupos del PSPV y EU-L'Entesa "no solamente no han rechazado el proyecto Maragall, que apoya también el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, sino que se han pronunciado claramente a favor de dicho proyecto", y apuntan la actitud de "complicidad" del líder de los socialistas valencianos, Joan Ignasi Pla, en esta cuestión.

Los portavoces de la oposición pusieron ayer el grito en el cielo al conocer la redacción de la pregunta que el PP pretende formular a Camps. El portavoz adjunto del PSPV Antoni Such acusó a los populares de practicar "la política de crispar y dividir a los valencianos e intentar que la oposición sea la causante de todos los males". El PP, añadió, plantea "un falso debate para fomentar los más bajos instintos, en la línea de una lamentable utilización electoral" de esta cuestión. Such consideró "absurdo" y una "estupidez" ligar la eurorregión de Maragall a la reforma del Estatuto de Autonomía valenciano. Según el diputado socialista con ello el PP intenta esconder su negativa a reformar el Estatuto.

Por su parte, Joan Ribó, portavoz de EU-L'Entesa, señaló: "Qué mal debe estar la reforma del Estatuto cuando el PP tiene que montar un lío como el que monta por un tema menor que no afecta a los estatutos como es el de las eurorregiones". Para Ribó, el PP "pone una cortina de humo para justificar que no le dan permiso para reformar el Estatuto de Autonomía", de manera que "mezcla churras con merinas con el único objetivo de hacer la política del calamar cuando se escapa".

Pero los portavoces de la oposición también resaltaron otro aspecto de la pregunta del PP: su contenido. Such señaló que el texto incluye "juicios de valor e insultos al resto de partidos políticos, a Zapatero, a Pla y a l'Entesa", y explicó que eso contraviene el Reglamento de las Cortes. Éste establece que la Mesa de las Cortes rechazará las preguntas "que en su preámbulo o formulación realicen valoraciones que pudieran ser ofensivas para terceras personas".

Such recordó que hace poco la mayoría del PP impidió tramitar una iniciativa relativa al bonoresidencia para la tercera edad porque en el texto se hablaba del "retraso" en el pago y de la "grave situación" en que quedan los perceptores de estas ayudas.

Por su parte, Ribó señaló que la pregunta "difícilmente podría pasar un control serio de las Cortes, ya que contiene valoraciones personales y juicios de valor, y es muy poco razonable".

Sin embargo, el portavoz adjunto del PP, Rafael Maluenda, aseguró que la pregunta "se ajusta a reglamento y no contiene ningún insulto ni a partidos ni a personas". El texto, justificó, "sólo recoge un tema de interés general que está en la calle", que ha propuesto Maragall y que tanto Pla como Ribó han apoyado "de forma expresa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 29 de septiembre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50