Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | La jornada de Liga

Un espléndido Parri lleva al Albacete a su primer triunfo

Por fin. Pasadas cinco jornadas de dudas y adaptación al nuevo medio, el Albacete borró ayer de su casillero ese feo y orondo cero del apartado de puntos. Sumó los tres primeros ante un Mallorca adormilado e impotente frente a un Roa infranqueable. El triunfo manchego vino de las botas de Parri, espléndido en la distribución del juego a las bandas, omnipresente en el centro del campo y muy fino en el primer tanto, una falta fuerte y colocada que dejó a Leo Franco haciendo la estatua.

Cansado de ser zarandeado por sus rivales, el Albacete salió en tromba y a los cinco minutos ya había enviado media docena de centros al área del Mallorca. Más sencillo, imposible. Balón a Parri, pase de éste a las alas, bien a Lawal o a Delporte o al lateral que se desdoblaba, y centro a la cocorota de Amato o Pacheco. Y el Mallorca, sin Nadal, a sufrir. El tanto llegó por alto, claro, pero de falta bordada por Parri, que casi repite diana en la segunda parte.

ALBACETE 2 - MALLORCA 0

Albacete: Roa; Óscar, Pablo, Unai, Peña; Lawal, Viaud, Parri, Delporte (Pablo García, m. 74); Pacheco (Simeón, m. 65) y Gabi Amato (Mikel, m. 58).

Mallorca: Leo Franco; Campano, F. Niño, Lussenhoff, Poli (Perera, m. 72); Campano, Marcos, Colsa, Toni González (Nené, m. 56); Eto'o y Bruggink (Correa, m. 65).

Goles: 1-0. M. 16. Parri, de falta directa.

2-0. M. 79. Mikel, a centro de Peña.

Árbitro: Undiano Mallenco. Amonestó a Delporte.

Unos 15.000 espectadores en el estadio Carlos Belmonte.

El gol devolvió al Mallorca a la tierra. Recuperó el balón, hasta entonces propiedad del Alba, pero se estrelló ante su muralla. El equipo de Ferrando corrió sin pausa, bien replegado en la defensa con dos líneas y atento al contragolpe. El Mallorca, eso sí, se vació en el ataque. Pacheco soltó a todo su arsenal: Eto'o, Correa, Nené y Perera. Pero no por tener más delanteros se ataca mejor. Lo demostró el Albacete, que sentenció con un cabezazo de Mikel. su primera victoria. Por fin.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de septiembre de 2003