Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS | Copa Davis

La hora de Corretja y Costa

Su última participación seria en un partido de individuales en la Copa Davis resultó una exaltación a la belleza y un hito en los anales del tenis español. Àlex Corretja ganó a Pete Sampras en Estados Unidos jugando un partido impresionante en la hierba de Houston y logrando una victoria con la que nadie contaba. Desde la época de Manolo Santana, las victorias sobre el césped en esta competición pueden contarse con los dedos de una mano y sobran varios. Aquello ocurría en abril de 2002. Y, en realidad, aquel partido supuso la despedida del barcelonés de los compromisos individuales. Su victoria sobre el croata Mario Ancic, este mismo año, se produjo cuando la eliminatoria estaba ya decidida.

Sin embargo, Corretja hace ya algunos años que se ha convertido en una pieza fundamental en el equipo por su aportación en el doble. Sean quienes sean los capitanes, está entre los elegidos: no se concibe una pareja sin él a pesar de que, como ahora, haya caído hasta el 121º puesto de la clasificación mundial.

Los resultados acreditan su participación. Desde que ganó, junto a Joan Balcells, el doble de la final de la Copa Davis de 2000, ante Australia, en el Palau Sant Jordi, de Barcelona, sólo ha perdido un partido de los cinco que ha disputado. En 2001 y 2002 siguió jugando con Balcells con un balance de dos triunfos y una derrota. Y este año el G-3 apostó fuerte por el dúo que ganó la medalla de bronce olímpica en los Juegos de Sidney 2000, el compuesto por Corretja y Albert Costa, dado el mal momento tenístico de Balcells.

Su apuesta dio resultado. Corretja y Costa dieron a España el punto decisivo en las eliminatorias contra Croacia y Bélgica. Y hoy aspiran a volver a darle el tercero frente a los argentinos Agustín Calleri y Lucas Arnold.

"Tengo toda la confianza puesta en ellos", asegura Jordi Arrese, el capitán español. "Creo que van a ganar porque se han preparado a conciencia, muestran un buen nivel como pareja y juegan muy ordenados. Sus restos son impresionantes y sus segundos y terceros tiros muy buenos", explica.

Arnold estrena compañero

Aunque es el mejor doblista de los cuatro, será la primera vez que Arnold juegue con Calleri. Habitualmente, se empareja con David Nalbandian.

"Éste es un inconveniente", prosiguió Arrese; "otro, más fundamental, será que ahora toda la presión la tienen ellos. Únicamente les queda la opción de ganar. Si no, estarán eliminados. Esto les puede pesar".

Arrese, sin embargo, se negó en redondo a dar la eliminatoria por finiquitada. "No tenemos ni la mano en la final", respondió cuando le preguntaron si España tiene ya un pie en ella. "Mañana [hoy] jugamos el doble y vamos por él". Aceptó, en cambio, que preferiría enfrentarse a Suiza que a Australia -van empatadas- en el duelo decisivo, que será del 28 al 30 de noviembre y siempre en cancha ajena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de septiembre de 2003