Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EDUARDO ZAPLANA | CAMBIOS EN EL GOBIERNO

Una imagen poco gastada

Cartagenero de 47 años, el nuevo ministro Portavoz, Eduardo Zaplana, llegó a la política madrileña hace sólo 14 meses, en la remodelación de Gobierno que hizo José María Aznar en julio de 2002 tras la huelga general del 20 de junio de ese año. Recibió el encargo de recomponer,

como ministro de Trabajo, las relaciones con los sindicatos. Lo hizo con un cambio del decretazo -la reforma del desempleo que desencadenó la huelga del 20-J- que las centrales consideraron una total marcha atrás. Él defendió que lo esencial de la reforma se mantenía y los sindicatos enterraron el hacha de guerra.

Para ir a Madrid hace un año Zaplana dejó la presidencia de la Generalitat valenciana en manos de José Luis Olivas, e impulsó la candidatura de Francisco Camps, quien revalidó la mayoría absoluta del PP en la Comunidad Valenciana el 25 de mayo. Pero Zaplana se mantiene como presidente y hombre fuerte del PP en Valencia. Es decir, no ha dado el paso que tanto admiran los populares en Aznar: la decisión de ceder todos sus poderes a su sucesor.

Zaplana se incorporó al PP tras la refundación de 1989 de la mano de algunos amigos con los que había coincidido en las juventudes de UCD, como Carlos Aragonés, el jefe de gabinete de Aznar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de septiembre de 2003