Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cruz Roja exige al Gobierno más medios en Tarifa para atender a los inmigrantes

155 detenidos tuvieron que pernoctar de nuevo en el centro de acogida temporal

Los voluntarios de la Cruz Roja de Tarifa aseguran que no pueden aguantar más. La falta de medios para atender a los inmigrantes indocumentados que llegan a las costas del municipio les llevó ayer a reclamar una respuesta urgente del Gobierno. De nuevo, el colapso en la tramitación de repatriaciones y expedientes de expulsión en la comisaría de Algeciras obligó a 155 detenidos a pasar la noche en el centro de acogida temporal tarifeño, pese a que el antiguo acuartelamiento que el Ministerio del Interior utiliza desde 2001 no está acondicionado para ello.

Agentes de Salvamento Marítimo de la Guardia Civil interceptaron ayer, a nueve millas al sur de la costa de Tarifa (cuyo litoral es el más próximo al de África) una nueva lancha neumática ocupada por 45 inmigrantes, 21 de origen magrebí y otros 24 de origen subsahariano. Algunas de las diez mujeres detenidas tuvieron que ser trasladadas hasta el Hospital Punta Europa de Algeciras, al presentar quemaduras producidas por la mezcla del agua salada con el gasoil del motor de la lancha.

Como es habitual, la Guardia Civil trasladó a los inmigrantes interceptados al antiguo acuartelamiento de la Isla de las Palomas, utilizado como centro de acogida temporal. La capacidad del centro se desbordó este fin de semana, al colapsarse la comisaría de Algeciras por la detención de medio millar de inmigrantes en tres días. Los detenidos en Tarifa suelen ser enviados a las pocas horas a esta ciudad, donde se completan los trámites de repatriación o puesta en libertad con expediente abierto de expulsión.

Comisaría bloqueada

En los dos últimos días, decenas de inmigrantes han tenido que dormir en el centro de acogida temporal, ante el bloqueo de la comisaría de Algeciras. De hecho, ayer pernoctaron otros 155 inmigrantes, algunos detenidos desde el pasado sábado, a los que se unieron los 45 interceptados ayer. Un portavoz del Cuerpo Nacional de Policía reconoció que el tiempo de espera para cumplimentar los trámites de repatriación en Algeciras ronda las 48 horas, aunque negó que la situación esté fuera de control.

Pese a que la situación mejoró algo respecto al lunes, cuando una veintena de inmigrantes aprovechó la confusión en el centro de acogida para escapar, la delegación local de Cruz Roja intensificó las protestas por las precarias condiciones en las que se atiende a los inmigrantes. Los voluntarios tuvieron que pedir, una vez más, prendas de vestir a los vecinos para facilitar ropa seca a los detenidos.

Cruz Roja de Tarifa acusó al Gobierno central y a su propia organización de "no atender las peticiones que se realizan, acordadas en un protocolo para la zona". En dicho acuerdo se contemplaba el envío de ropa nueva, de un hospital de campaña y una ambulancia, además de la ampliación del personal contratado, según afirmó Juan Triviño, delegado de Cruz Roja en el municipio

El presidente provincial de la organización humanitaria, Pedro Gallardo, aseguró que "el pasado viernes fue remitido un dossier a Madrid, en el que se doblaban las peticiones realizadas por los voluntarios tarifeños". Peticiones sobre las que debe resolver el Ministerio de Trabajo. Gallardo también envió un escrito al subdelegado del Gobierno en Cádiz, Maximiliano Vílchez, para exigir que se adecenten las instalaciones del centro de acogida.

El presupuesto de la delegación local de Cruz Roja en Tarifa para 2003 es de 82.000 euros. Los responsables provinciales de la organización humanitaria, que corre con el peso de la atención a los inmigrantes en Tarifa, creen necesario doblar ese presupuesto el año que viene " para intentar hacer frente a la situación generada por el fenómeno de la inmigración". "Se necesita otro equipo de apoyo que esté todo el año atendiendo en la zona, o al menos durante el verano, además se debe contratar a un trabajador social y ampliar la dotación para material", enumeró Gallardo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de septiembre de 2003