Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Voluntarios en el incendio de Benissa aseguran que el fuego se expandió por la falta de medios iniciales

"Lo teníamos casi controlado, pero éramos pocos y se nos fue de las manos; luego, cuando las llamas ya avanzaban imparables, llegaron los medios aéreos del otro incendio [el de Buñol y Chiva]". Un miembro de Protección Civil de Benissa, que pasó la noche del sábado y la madrugada del domingo trabajando contra el fuego, lamentaba así la magnitud que alcanzó el incendio después de haberlo tenido prácticamente controlado.

Otros voluntarios resaltaron que en esa zona de La Marina Alta, donde en los últimos siete años han ardido 1.400 hectáreas, existe un impotante déficit de efectivos contra incendios. Cuando el sábado por la tarde se dio parte del incendio de Benissa los medios contra el fuego de la Generalitat trabajaban en el control del sinistro de Buñol.

Primero el consejero de Administraciones Públicas Pública, Víctor Campos, y luego el de Territorio, Rafael Blasco, rechazaron que la falta de medios al inicio del fuego de Benissa acrecentara la magnitud del incendio. Según Campos, los trabajos para sofocar el fuego que devastó en tres días 1.707 hectáreas en Bunyol y Chiva "no han incidido" negativamente en la eficacia de la extinción del de Benissa, puesto que "muchos medios se desplazaron de forma inmediata, por la tarde" desde un lugar a otro.

A las 21.30 horas de ayer el incendio estaba "técnicamente controlado", aunque ya había arrasado más de 939 hectáreas. Blasco, que acudió junto a Campos al lugar del siniestro, declaró: "Desgraciadamente, el incendio es claramente intencionado y se ha abierto una investigación, ya que se han localizado dos focos, uno en un vertedero incontrolado del término de Llíber y el otro a unos 500 metros, al lado de la carretera". Blasco y Campos participaron en la la reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrado (Cecopi), constituido en en el Parque de Bomberos Voluntarios de Benissa.

Blasco precisó que las llamas no han llegado a afectar a la Sierra de Bernia, sino a la de Venta, en concreto a las partidas de Pinos, Marnes y Caus, en los términos municipales de Benissa (37 hectáreas quemadas), Llíber (463) y Xaló (375). Campos, al mando del Cecopi, explicó que las llamas se originaron a las 14.24 horas del sábado. La Guardia Civil tuvo que desalojar a ocho personas de tres viviendas como medida de precaución, aunque todas ellas pudieron regresar a sus hogares en torno a las seis de la mañana de ayer.

"El incendio es importante, pero se está trabajando con eficacia". En las labores de extinción participaban 20 medios aéreos, entre helicópteros y aviones, 14 brigadas forestales de la Generalitat, 15 dotaciones completas de bomberos, dos brigadas del Ministerio de Medio Ambiente y dos tractores de tipo oruga.

Colaboran efectivos de Protección Civil, Cruz Roja y agentes de las policías locales de Benissa, Xaló y Llíber.El incendio que durante 45 horas devastó 1.707 hectáreas entre Buñol y Chiva no pudo quedar ayer extinguido. Fuentes de la Generalitat indicaron que el fuego está controlado desde las 19.20 horas del sábado, pero no será hasta hoy lunes cuando se extinga. Un retén de bomberos trabajó ayer durante todo el día para evitar rebrotes.

La Unidad de Causas de incendios forestales de la Consejería de Territorio y Vivienda confirmó por la tarde las declaraciones del consejero Blasco sobre las causas de incendio declarado el sábado en el término municipal de Benissa: fue intencionado, ya que tuvo dos puntos de origen, uno cercano a la carretera, en un vertdero y el otro a 500 metros del primero, informaron fuentes de la Generalitat.

Ayer por la tarde, el consejero de Justicia y Administraciones Públicas, Víctor Campos, señaló: "Todo parece indicar que durante la tarde de hoy podrá controlarse este incendio de la Sierra de La Venta, si las condiciones meteorológicas no varían de forma sustancial". Poco después, antes de anocher, el incendio fue controlado, aunque los bomberos no descartaban que se registraran rebrotes durante la noche.

Los consejeros insistieron en que el fuego no ha afectado a la Sierra de Bernia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de septiembre de 2003