Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | Primera jornada de Liga

Valdano afirma que Morientes puede ir cedido hoy al Mónaco

A falta de la respuesta que emita hoy, Morientes vivió ayer sus últimos minutos como jugador del Real Madrid esta temporada. "Falta la contestación del futbolista. Nosotros nos mantendremos a la expectativa", subrayó ayer Jorge Valdano, quien, asimismo, aseguró que el delantero viajará a Montecarlo para negociar directamente con el Mónaco las condiciones de la cesión.

Con Makelele en Londres, ya centrocampista del Chelsea de Abramovich, Cambiasso se ha revitalizado en el Madrid. Antes del periplo asiático, el argentino -que junto con Ronaldo y Roberto Carlos será baja el próximo martes en Villarreal por compromisos internacionales- apenas contaba para el cuerpo técnico. No sólo el ex de River cotiza su figura en el club madridista. "Veremos cómo responde Borja al desafío", apuntó Valdano al término del partido. El canterano, esta temporada inédito en el primer equipo, tiene la confianza de la directiva. En el club no es novedoso el interés por que juegue Borja. A Del Bosque ya le sugirieron que debía incorporarle al primer equipo. Por otra parte, sigue en compás de espera la llegada de Ayala.

La cartera de jugadores con posibilidades de cambio de aires se va cerrando. McManaman, nuevo jugador del Manchester City, apareció ayer por el Bernabéu para despedirse. Solari, otro de los pretendidos -el Lazio, sobre todo-. no se mueve. "Se ha hablado mucho, pero quiero seguir ganando títulos en esta casa. Demostraré que mi intención siempre ha sido quedarme", manifestó el jugador argentino tras el partido.

Y Beckham volvió a aparecer por la zona mixta para repartir sonrisas. El inglés rezuma satisfacción. Contra el Betis marcó su segundo tanto en otros tantos partidos en el Bernabéu. Y ambos con pase de Ronaldo. "Qué buena conexión. Ojalá funcione así todo el año", indicó. No todo fue felicidad ayer para Beckham. No pudo evitar la congoja cuando el stripper, bolas de oro en la mano, impresa en el cuerpo la leyenda goldenballs (pelotas de oro), asaltó el césped. Se refirió así al apelativo con el que Victoria llama a su marido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de agosto de 2003