Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:RUTAS URBANAS

24 horas sin parar en A Coruña

La ciudad combina su sabor añejo con el estilo y la vida nocturna

A Coruña está viviendo un gran cambio, gracias a una serie de nuevos establecimientos y locales. ¿Dónde vestirse a la última, dónde tomar un vino con los amigos, dónde decorar la casa y dónde bailar hasta que el cuerpo aguante? Es decir, ¿cómo ocupar 24 horas en A Coruña además de subirse a la Torre de Hércules o visitar el Museo del Hombre?

Por la mañana, de tiendas

De compras en Mixing, pinchos en La Bombilla y una copa en Telephunken. Desde por la mañana hasta bien entrada la madrugada, una capital con solera que se renueva y se sale del tópico.

Últimamente, no sólo los clásicos diseñadores de la tierra triunfan en A Coruña: tiendas con marcas de ropa novedosas hacen eco desde hace unos años. Mixing (981 91 89 92; Plaza de Orense, 2, local 3, Picavia) tiene prendas de Jocomomola, Tara Jarmon, Antik Batik, Laltramoda... firmas de ropa que hasta hace poco se encontraban sobre todo en las madrileñas zonas de Chueca o Almirante. Más económico resulta acudir a Mixing Stock (981 23 20 42; Eusebio da Guarda, 16), donde se ofrecen prendas de pasadas temporadas. Respecto a la decoración, la novísima Sudeco Casa (981 92 72 70; Padre Feijoo, 6) ofrece originales artilugios de cocina y objetos de lo más colorista para alegrar la mirada. En Al-Alimón (Federico Tapia, 12), aún huele a la pintura de la reforma. Con sólo días de vida, ya tiene fama, porque aquí puede uno comprarse de todo: desde la bombilla del salón hasta el mueble de la cocina. Dominan los estilos orientales con aromas a especias asiáticas.

Toda la tarde de tapas y vinos

Y tras las compras, lo mejor es dirigirse al triángulo que forman las calles de la Estrella, Barrera, Galera y los Olmos. En este pequeño entramado encontramos los bares más típicos de la ciudad, los de solera. En sus escaparates: pulpos, marisco, quesos de tetilla y botellas de albariño y ribeiro. Hay muchos donde elegir, pero uno brilla con luz propia: La Bombilla (Galera, 7). Su barra pequeña y alargada da cobijo a multitud de bandejas de pinchos que llevan años atrayendo a generaciones de coruñeses y visitantes que se achuchan en los huecos que quedan en la barra. Buenos puntos de encuentro son también La Hacienda y Casa Pilar.

Un clásico para cenar es el Montecarlo (General Sanjurjo, 75), uno de esos establecimientos que pasarían inadvertidos a los turistas. De aspecto viejo y descuidado, guarda un paraíso para los amantes del buen vino y desde la cocina llegan aromas que abren el apetito. Deliciosas ensaladas, solomillo de buey... perlas que complementan, por unos 20 euros, esta visita que tan poco promete al principio y que a su fin demuestra que el refrán sobre las apariencias que engañan es cierto.

Las viejas tabernas dejan paso a nuevos bares donde el diseño prima tanto en la decoración como en la elaboración de los platos. El Rincón de Chema (981 21 29 52; plaza de María Pita, 1), excelentemente situado junto al Ayuntamiento, se ha ganado, con un año recién cumplido, la ansiada buena fama. Ideal para cenar, por unos 15 euros, chipirones en su tinta, plato recomendado por Belén, la cocinera. Entre los postres destacan las cañitas con nata y el pudin de manzana con pasas.

Otro bar delicioso donde tapear es el Ribera & Cía (Padre Feijoo, 4), en el que priman los buenos aceites y los mejores caldos. El resultado es una mezcla apetitosa. Prueba de ello es la tosta de tomate con aceite de ajo, el carpaccio de buey o las croquetas de cabrales. Cada semana hay un vino como protagonista. Justo enfrente está la Vinoteca

Merlot (981 92 72 73; Padre Feijoo, 5), otro de esos locales a medio camino entre vinatería y restaurante. Las propuestas de la carta varían cada diez días y cada plato lleva un vino recomendado. Excelentes las milhojas de foie con queso de cabra y manzana con pasas y uvas.

Y cuando llega la noche

...

La marcha de A Coruña se crece en verano. El mar, la gente morena y escotada y la afluencia de visitantes animan las noches. Una vez echados a la calle, uno de los locales preferidos por los más alternativos es el Bar de Juan (travesía de la Torre, 4). Por su decoración, el local podría haber sido el plató de La bola de

cristal. Abre hasta las dos de la madrugada y se empieza a animar a partir de medianoche. Cuando cierra, su parroquia suele empalmar con el vecino Mardi Grass (981 20 38 77; travesía de la Torre, 8), sala conocida por los conciertos que ofrecen todos los jueves a partir de las 22.00.

Y siguiendo la música, los amigos del jazz pueden dirigirse al Jazz-Filloa (981 22 78 89; Orzán, 81). Típico y tópico, como mandan las normas de este tipo de locales: escondido en un sótano, con ambiente intimista, y el rey del bar, el piano, en el centro del escenario. También La Fundación (981 22 76 35; Nuestra Señora del Rosario, 13) tiene fama por su buena música, en este caso con los mejores temas españoles de las últimas décadas. Quienes prefieran bailar y reírse con el último éxito de Dinio pueden dirigirse al siempre animado El Consulado (plaza de la Constitución, 4). Y si el cuerpo aguanta, la discoteca por excelencia es Playa Club (981 27 75 14; Andén de Riazor, s/n; abierta hasta las 6.00). Resulta uno de esos lugares mestizos donde se juntan desde los exóticos especímenes que comenzaron la fiesta en el Bar de Juan hasta los clásicos que frecuentan La Fundación.

GUÍA PRÁCTICA

Datos básicos

- Población: 250.000 habitantes. El 7 de octubre se celebra la fiesta de la Virgen del Rosario, patrona de la ciudad.


Dormir

- Hotel La Toja Finisterre (981 20 54 00; www.hotelfinisterre.com). Paseo del Parrote, 2. Recién reabierto tras una reforma que lo convierte en el único cinco estrellas. Habitación doble, 150 euros.

- Hotel Hesperia Coruña (981 01 03 00; www.hesperia-coruna.com). Juan Flórez, 16. Inaugurado en junio de 2002 en pleno centro de la ciudad. Habitación doble, a partir de 138 euros; desayuno, 9,70 euros.

- Hotel Meliá María Pita (902 14 44 44; www.solmelia.com). Barrié de la Maza, 1. Cristalera con vistas a las playas de Riazor y Orzán. Habitación doble con desayuno, a partir de 75 euros.

- Hotel Santa Cristina (981 63 82 56). Avenida de las Américas, 39. Pequeño hotelito familiar y austero situado frente a la playa de Santa Cristina con unas vistas espectaculares. Habitación doble, a partir de 35 euros.


Información

- Turismo de A Coruña (981 18 43 44 y www.turismocoruna.com).

- 981 22 18 22; www.turgalicia.com.

- www.galicianet.com.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de agosto de 2003

Más información