Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça gana al Leicester pese a jugar 70 minutos con uno menos

El Barça logró ayer una cómoda victoria ante el Leicester City, un recién ascendido a la Premier League, que servirá para ir puliendo dudas. Algo quedó claro: que este equipo se sabe defender. El primer partido de la gira inglesa reforzó la moral de los azulgrana al lograr la victoria pese a jugar casi una hora con 10 jugadores por la expulsión de Cocu.

LEICESTER 0 - BARCELONA 1

Leicester City: Walker (Coyne, m. 67); Rogers (Howey, m. 36), Thatcher, Elliott, Sinclair (Curtis, m. 46); Scowcroft (Dickov, m. 46), Izzet, Scimeca, Gillespie; Hignett (Impey, m. 46) y Ferdinand (Deane, m. 76).

Barcelona: V. Valdés (Jorquera, m. 46; Valdés, m. 66); Puyol, Reiziger, Cocu, Óscar; Xavi, Gerard; Quaresma (Ros, m. 82), Ronaldinho (Anderson, m. 50), Luis Enrique (Overmars, m. 46); y Saviola (Kluivert, m. 46).

Goles: 0-1. M.42. Saviola se deshace de dos marcadores y marca por bajo.

Árbitro: Alan Wiley. Expulsó a Cocu (m. 20) con roja directa. Amonestó a Rogers.

Unos 33.000 espectadores en el Walkers Stadium.

Los azulgrana no cuajaron una buena primera parte y maquillaron el marcador al filo del descanso con una eficacia demoledora: Saviola recogió un balón en la luna del área y, tras un amago y un recorte a Howey, lanzó un disparo ajustado al palo derecho. Ronaldinho, muy aplaudido por la grada, mostró destellos de su magia, pero no estuvo inspirado. Al brasileño le falta cuerda para ligar sus asistencias.

Posiblemente, el Leicester mereció mejor suerte. Pero el equipo de Micky Adams pareció empeñarse en desperdiciar sus oportunidades, bien por la falta de calidad de sus puntas en la definición o bien porque Puyol se encargó de limpiar toda la zona central y derecha de la zaga. El azulgrana se multiplicó por la temprana expulsión de Cocu. El holandés derribó a Hignett al borde del área cuando el delantero se iba solo. Rijkaard tomó el contratiempo con calma y sin despeinarse. No rellenó el puesto de central de Cocu, sino que apostó por mantener la defensa con sólo tres hombres. Con 10 desde el minuto 20, el Barça dejó más la iniciativa al Leicester con la intención de sorprenderle.

Pero los ingleses se mostraron negados ante la portería y al Barça, bien resguardado por Víctor Valdés y mejor defendido por el omnipresente Puyol, le bastaron la eficacia y el oficio para llevarse el partido. Rijkaard, conocedor del fútbol inglés, podrá estar satisfecho. No quería que su equipo actuara de turista y logró su objetivo, aunque el Barça tuvo que soportar un acoso del Leicester tan insistente como estéril. Jorquera entró por Víctor Valdés y se convirtió en la figura del partido mientras estuvo en el campo. Fueron sólo 20 minutos porque se lesionó de manera fortuita al chocar con la torre inglesa atacante, Ferdinand. Valdés tuvo que regresar a la portería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de agosto de 2003