Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ola de calor provoca tres incendios forestales en Cataluña

Las comarcas catalanas han registrado tres incendios forestales en el fin de semana de mayor calor del año y, por lo tanto, de mayor riesgo para el inicio y propagación del fuego. Los incendios se localizaron ayer en Montblanc, Pineda de Mar y Llosses y, pese a que no fueron de gran magnitud, requirieron la intervención de gran número de dotaciones de bomberos por la situación climática adversa y las elevadas temperaturas.

Girona volvió a padecer ayer los efectos del fuego. El incendio empezó a media tarde en los márgenes de la carretera C-26 en el municipio de Les Llosses (Ripollès), informa Oriol Torrellas. Las llamas prendieron en el punto kilométrico 177 de la C-26, a su paso por el paraje de Santa Maria de Matamala, lo que obligó a mantener cortada la vía durante varias horas. El fuego empezó quemando matojos y durante algún tiempo amenazó con expandirse a una zona boscosa próxima. En los trabajos de extinción trabajaron 12 dotaciones terrestres de los Bomberos de la Generalitat y cuatro helicópteros bombarderos, que consiguieron controlar el incendio a alrededor de las 19 horas. Además, se desplazaron a la zona cuatro aviones de vigilancia y ataque por si el fuego se expandía. El incendio arrasó 1,3 hectáreas de arboleda y 0,3 de matojos.

Los bomberos también tuvieron que acudir a un incendio desatado en una zona de pinos y matojos de Pineda de Mar (Maresme) ubicada en las cercanías de la urbanización Can Carrera. El fuego se inició a las tres de la tarde y requirió la presencia de 10 medios aéreos, tres de ellos helicópteros bombarderos y 12 terrestres. Los bomberos dieron el incendio por controlado pasadas las 19.30 horas, después de que ardiera poco menos de una hectárea de pineda, informa Ramón Radó. Los trabajos se desarrollaron con lentitud por la dificultad de acceso a la zona.

Nivel 2 de alerta

El incendio de mayor magnitud se registró la tarde del sábado, sobre las 17.00 horas, cuando un vehículo situado en el margen de la A-2 a la altura de Montblanc (Conca de Barberà), en el kilómetro 195, ardió y arrasó ocho hectáreas de matorral. En la extinción del fuego trabajaron un medio aéreo y nueve terrestres.

La ola de calor, que proseguirá en los próximos días, ha forzado la activación del nivel 2 alfa por parte del Departamento de Medio Ambiente. El nivel 0 es de normalidad, el 1 supone la vigilancia prioritaria de las masas forestales, mientras que el nivel 2 activa la vigilancia en exclusiva, con la alerta a las Asociaciones de Defensa Forestal (ADF) de las zonas verdes. Las autoridades alertan del riesgo de hacer fuego en el monte y demandan extremar las precauciones.

Cataluña registró el año pasado un total de 545 incendios forestales, que arrasaron 2.099 hectáreas de superficie, según datos del Ministerio de Medio Ambiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de agosto de 2003