Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

NH Hoteles anuncia, en plena OPA hostil de Hesperia, que venderá activos por valor de 280 millones de euros

La cadena hotelera NH venderá activos (hoteles y restaurantes) por valor de 280 millones de euros entre 2003 y 2004, según dijo ayer su presidente, Gabriele Burgio. Parte de los ingresos irán a reducir la deuda, que ahora es de 630 millones. Asimismo, NH paralizará las inversiones en los próximos 12 meses. Este plan, diseñado en los primeros meses de este año, se anuncia en plena OPA hostil de Hesperia, lo que se ha interpretado como una reacción más a dicha oferta.

NH quiere hacer la digestión de las compras de grandes cadenas que compró en los últimos años en México, Holanda y Alemania. El plan consiste en la venta de hoteles y restaurantes que no son considerados estratégicos por este grupo por no encajar en su mercado objetivo. Este plan, aunque anunciado ahora, está en marcha desde principios de año, según la empresa. Ya se han vendido siete hoteles y tres restaurantes para reducir la deuda del grupo el 6%.

NH ha decidido también paralizar sus nuevas inversiones en los próximos 12 meses, según señaló Burgio. Paralelamente a este frenazo en las compras, se abordará un plan de reducción de costes operativos, que persigue una reducción de costes de 8 millones este año, 22 millones en 2003 y 30 millones a partir de 2005.

NH, que sufrió sus primeros números rojos desde el año 1996 en el primer trimestre de este año, ha vuelto a los beneficios en el segundo trimestre. De abril a junio pasado obtuvo uas ganancias de 30 millones de euros. No obstante, en los seis primeros meses de este año sus resultados son un 40% menores a los del primer semestre de 2002. Tras los resultados del segundo trimestre, el plan de desinversiones y de reducción de costes, la empresa se puede plantear el reparto de dividendo al final del presente año. El lunes se cumple el plazo para que los accionistas puedan acidir a la OPA lanzada por Hesperia por el 26% de NH. El consejo de NH se opuso el 1 de julio a la oferta por entender que no valoraba la empresa a su precio. El núcleo estable de NH, que controlaba en ese momento el 24%, se opuso a la OPA. Ponte Gadea (sociedad de Amancio Ortega) controlaba el 5%; Finaf 92 (de la familia italiana Angelini), otro 5%; Caja Madrid, otro 5%; Bancaja, otro 5%, y los directivos de NH, otro 4%. El 17 de julio, justo el día en que Hesperia aumentó el precio de la oferta a 9 euros, Ortega, dueño de Inditex y primera fortuna española, dobló su apuesta y llegó hasta el 10%

. NH cerró ayer a 8,98 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de julio de 2003