Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Repsol YPF ganó un 10,5% menos en el primer semestre al no realizar plusvalías

Los resultados operativos de la petrolera crecieron un 20% apoyados en el alza del crudo

Repsol YPF ha cerrado el primer semestre con un beneficio neto de 1.165 millones de euros (10,5% menos), un aumento de ingresos del 1,3% (hasta 18.638 millones) y una subida del resultado operativo (es decir, del negocio puro y duro) de casi el 20%. Repsol YPF, apoyada en la subida del precio del crudo registrada sobre todo en el primer trimestre, cierra la mitad del curso en positivo. La caída del beneficio se debe a la ausencia de plusvalías que sí tuvo el primer semestre de 2002, cuando la petrolera anotó más de mil millones extraordinarios por la venta del 23% de Gas Natural.

La comparación del primer semestre de 2003 con el mismo periodo del año anterior debe tener en cuenta, según destacó la compañía, la gran operación de venta del 23% de Gas Natural realizada el pasado año, que desluce la apariencia de los resultados hasta junio, pese a que "ha sido un semestre muy bueno". La Bolsa pareció ayer compartir el criterio de Repsol YPF y evaluó la marcha del negocio de la petrolera con una subida del 0,42% en las acciones, que cerraron a 14,20 euros.

En el semestre, Repsol YPF aumentó la producción de hidrocarburos un 9,1%. En junio marcó además un récord al producir 1,2 millones de barriles equivalentes de petróleo-día (bep-día). La puesta en marcha de un tercer tren de licuación en Trinidad y Tobago, país en el que Repsol YPF ha volcado la inversión del primer semestre (2.138 millones de euros, con un aumento del 61,7%), explica el aumento de producción de la primera midad del año.

Más producción

Esa mayor producción, combinada con unos precios del crudo muy favorables comparados con los registrados en 2002 (28,8 dólares por barril de media este año frente a los 23,1 dólares del primer semestre de 2002) y la mejora de los márgenes han empujado el resultado operativo hasta los 2.075 millones de euros, con una mejora del 19,7%.

Como hecho destacado del periodo, Repsol YPF señala también la reducción de deuda. La compañía ha cerrado el primer semestre con 6.424 millones de deuda, "lo que supone una reducción de 1.262 millones respecto al primer trimestre de 2003". La disminución del endeudamiento se ha visto favorecida por el tipo de cambio euro-dólar, un hecho, sin embargo, que no es tan favorable para otros apartados del balance de la petrolera.

El primer semestre, en un negocio muy volátil como es el petrolero, muy sensible a los acontecimientos internacionales, registró una importante mejora en los márgenes de todas las las actividades de la compañía.

Debido a esa mejora, los resultados de la actividad de exploración y producción llegaron a 1.213 millones de euros, con un aumento del 75,5%; los de refino y marketing, que engloba las ventas de gasolina y gasóleo, mejoraron un 50,3% (705 millones de euros), y los del área química, un 122,4% (109 millones de euros). Las ventas totales de productos petrolíferos alcanzaron los 26,05 millones de toneladas, con un incremento del 6%, de los que 15,5 millones se obtuvieron en España (un 1,7% más) y 6,2 en Argentina (un 3,1% más).

En gas y electricidad, sin embargo, los resultados disminuyeron un 81,2% y se situaron en 99 millones de euros. La explicación de la caída está en la venta de Gas Natural. En el primer semestre de 2002, los resultados de este apartado incorporaban el 100% del resultado de la empresa gasista y en el periodo considerado de 2003 sólo se ha incorporado el 24%.

Repsol YPF puntualizó ayer que su política de inversiones seguirá siendo conservadora, pese al fuerte incremento registrado en el primer semestre (2.138 millones, un 61,7% más), para aprovechar las oportunidades de crecimiento en Trinidad y Tobago. En desinversiones, el semestre acabó con unas ventas de tan sólo 143 millones de euros por la venta del 6,78% del capital de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH).

Mensaje

En un mercado bursátil poco claro, la petrolera lanza así un mensaje a quienes manejan el mercado: Repsol YPF seguirá la línea de consolidación del negocio y reducción de deuda adelantada por la dirección. Las bases del crecimiento futuro de la compañía están, además de en la mejora de la situación en América Latina, en el negocio ampliado en Trinidad y Tobago y en la operación firmada en el mes de mayo para realizar tareas de exploración en Libia.

Repsol YPF ha obtenido también esta misma semana una licencia en Venezuela para explorar y explotar gas natural. En la operación, según informaron las autoridades venezolanas, la compañía invertirá alrededor de 250 millones de dólares, con un desembolso inicial de 10 millones de dólares.

La intención del Gobierno venezolano, en un proyecto que no culminará hasta 2026, es que el gas extraído por Repsol YPF alimente una central eléctrica y solventar así parte de las carencias de energía del país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de julio de 2003