Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OCIO

'Advanced On-line Losers' gana la final europea de la Liga de Ciberatletas

La Euskal Encounter reunió la semana pasada en la Feria de Muestras de Bilbao a más de 4.000 personas llegadas de España y del extranjero. Aunque se trata de un acontecimiento festivo en el se dan cita diversas aficiones, como la programación, el software libre o las creaciones artísticas multimedia, aproximadamente el 80% de los asistentes acuden por los videojuegos, según Francisco Calle, miembro de la organización.

La undécima edición de la Euskal Encounter ha estado marcada por Gamegune, un recinto en el que se ha celebrado la final europea de la Liga Profesional de Ciberatletas (CPL). Un total de 208 jugadores, divididos en 32 equipos, ponían en liza sus habilidades en los videojuegos Counterstrike y Unreal Tournament, para dirimir a los ganadores que viajarán en agosto a Dallas (Estados Unidos), donde se celebrará la final mundial. Los ganadores, que optarán en Dallas a un premio de 200.000 dólares, fueron el equipo alemán Advanced On-line Losers. Los participantes españoles no consiguieron pasar de las primeras rondas.

MÁS INFORMACIÓN

El espíritu original de la Euskal la forman los aficionados, noveles y expertos, que abarrotan las instalaciones y que se organizan para asistir a todo tipo de concursos como los de creación digital para los demosceners, de PCs de diseño para los amantes del tuning e incluso concursos de disfraces.

Museo de la Euskal

Grupos de expertos y principiantes se reunían en las conferencias y talleres de aprendizaje. Los asistentes se podían conectar gratuitamente a Internet en los 32 ordenadores del cibercafé. Y para los nostálgicos, una zona de museo de la Euskal, en la que se podía conocer su historia y ver los ordenadores que se han utilizado en los once años de una fiesta que comenzó en la localidad guipuzcoana de Urretxu.

Resultaba todo un espectáculo pasear por las instalaciones, alrededor de 15.000 m2, y asistir a la frenética actividad del pabellón 2, en el que se alineaban en largas hileras de mesas los 2.048 ordenadores de los seguidores de la fiesta, orientados hacia pantallas gigantes que presidían el recinto y desde las que se podía seguir la evolución de los actos.

Según Sabino San Vicente, organizador de la Euskal, la edición de este año ha conseguido un presupuesto de 750.000 euros y ha contado con el patrocinio de Euskaltel, la Diputación de Bizkaia, la caja de ahorros BBK y el Gobierno Vasco.

Aunque el interés de esta fiesta es disfrutar realizando creaciones informáticas o participando en videojuegos, algunos de los asistentes acaban haciendo de su hobby un medio de vida. Y es que la Euskal es también una auténtica cantera de jóvenes brillantes, de ahí que cada vez sean más las empresas e instituciones que la aprovechan para reclutar algún joven valor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de julio de 2003